Tribunales de San Lorenzo

Justicia sanlorencina imputó al «Rey de la Fuga» por estafas desde la cárcel

Adrián "Nano" Herrera, quien quiso escaparse cinco veces de la prisión, fue acusado por el fiscal Ortigoza de liderar una asociación ilícita dedicada a estafas y extorsiones, integrada por otros seis miembros. El call center tumbero funcionaba en la cárcel de Cruz del Eje.


Le dicen «El Rey de la Fuga» en Córdoba: cinco veces quiso escaparse de la cárcel. Adrián Alberto «Nano» Herrera fue imputado este viernes por la Justicia de San Lorenzo por liderar una asociación ilícita dedicada a estafas y extorsiones, integrada por otros seis miembros que también fueron acusados por el fiscal Carlos Ortigoza.

La investigación se originó por una denuncia de estafa en la ciudad de San Lorenzo y refiere que la organización cometió delitos de índole defraudatorios y económicos en tres provincias: Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Con un call center tumbero, que funcionaba en la unidad penitenciaria de Cruz del Eje, en donde permanece alojado el «Nano» Herrera.

A pesar de su estado de reclusión, al cabecilla de la banda de estafadores le dictaron 120 días de prisión preventiva efectiva. Lo mismo que a Nanci Mabel Farías, otra integrante de la organización a la que el fiscal Ortigoza le atribuyó tres hechos de defraudación al igual que al «Rey de la Fuga».

En tanto que a Luis Ernesto Castro, Miguel Ángel Sosa, Mariano Gabriel Tapia se les acusó un hecho de defraudación y formar parte de la asociación ilícita. A Belén Amaya y Mariana Álvarez, dos mujeres con hijos a cargo, también les dictaron una medida de libertad con restricciones, confirmaron voceros judiciales.

Nano Herrera no es ningún desconocido para la Policía: en octubre del año pasado, junto a otros dos presos, se escapó del hospital de la penitenciaría de Cruz del Eje, donde habían sido alojados por un contagio de coronavirus. Fueron recapturados varias horas después en medio de una gran búsqueda policial en la zona de San Marcos Sierra.

Pero su currículum delictivo no se agota aquí: en 2016 protagonizó otros tres intentos de fuga. Primero, empujó a un guardiacárcel y escapó de los tribunales de San Francisco, donde había sido trasladado por una causa de violencia familiar. Fue capturado en Santa Fe y alojado en la comisaría de la ciudad de San Cristóbal, de donde se escapó de nuevo tras limar los barrotes de la celda.

Otra vez detenido, terminó en el penal de Villa Dolores, donde intentó una fuga de película. Rompió una reja, con sábanas saltó a un techo, pero al comenzar a ser perseguido perdió el equilibrio y cayó seis metros. Internado en un hospital local, otra vez se escapó.

Todas sus causas por robos y otros delitos se unificaron, por lo que deberá estar detenido hasta febrero de 2024. Pero ahora, se le agrega esta nueva causa por estafas que investiga un fiscal de San Lorenzo.

En los procedimientos llevados adelante por personal de la Policía Federal, secuestraron una cifra cercana a los 100 mil pesos en efectivo, alrededor de 40 celulares, anotaciones con claves de home banking, de números de CBU y de teléfonos, una notebook y documentos de interés para la causa, especificaron.

La investigación se inició en mayo pasado, a raíz de la recepción de un oficio judicial proveniente de la Fiscalía de San Lorenzo, adonde varias víctimas manifestaron haber sido estafadas mediante técnicas engañosas, vaciando sus cuentas bancarias y tomando créditos a su nombre.

A raíz de ello, los uniformados de Policía Federal realizaron discretas pesquisas durante varios días, identificando al encargado de efectuar las maniobras delictivas como también a sus cómplices y allegados, quienes colaboraban para retirar de diversos medios de pago, el dinero proveniente de dichas estafas que luego derivaban a cuentas bancarias virtuales.

Comentarios