Kuwait confirmó un préstamo de 106 millones de dólares para la provincia de Santa Fe

El gobernador Antonio Bonfatti encabezó la delegación santafesina que se reunió con las autoridades del Fondo de Desarrollo Kuwaití. Confirmaron el crédito para la provincia


A que hubo una política de Estado y al cumplimiento de los gobiernos de Carlos Reutemann, Jorge Obeid y Hermes Binner adjudicó el actual gobernador Antonio Bonfatti el logro para la provincia que anunció ayer desde Kuwait: un préstamo por 106 millones de dólares para Santa Fe, que será destinado a las obras de construcción de un acueducto que llevará agua potable a 230 mil habitantes del centro-norte santafesino.

“Nos volvieron a dar un premio, nos dieron el visto bueno y nos esperaron con la noticia”, resaltó Bonfatti después de acordar con el director general del Fondo de Desarrollo Kuwaití, Abdul Wahad al Bader, los detalles de una misión técnica que visitará la provincia en diciembre y de estimar para el 23 de marzo la fecha de la firma del convenio para el otorgamiento del préstamo.

El crédito contará con condiciones que fueron consideradas muy favorables para la provincia por el ministro de Economía, Angel Sciara. El plazo para la devolución será a 20 años, con cuatro de gracia sin amortización de capital, a una tasa del 5,5 por ciento anual.

La confirmación del empréstito puso punto final a las dudas que se plantearon a partir de algunas demoras en una autorización que hacía falta del gobierno nacional y que se aceleraron a partir de la buena llegada del actual gobernador con la presidenta Cristina Kirchner.

“Es que ellos no entienden el sistema federal argentino, y el endeudamiento tiene que estar garantizado por el gobierno central. Es uno de los requerimientos del Fondo de Desarrollo”, reveló el embajador argentino en Kuwait, Jorge Biga.

Bonfatti no sólo destacó a las gestiones que lo precedieron, que cumplieron su parte para devolver un crédito similar otorgado durante el mandato de Carlos Reutemann en 1994, sino también las gestiones del embajador argentino y del propio gobierno nacional que “aceleró los tiempos para autorizar este endeudamiento”.

Sobre el destino de los fondos resaltó que “nos permitirá terminar una obra trascendente para la provincia que va a garantizar un derecho básico como el agua a más de 200 mil santafesinos”.

El ministro Sciara agradeció por su lado el trabajo de un equipo técnico-político del gobierno provincial que fue cumpliendo con todas las exigencias requeridas por el Fondo kuwaití.

El director del Fondo que da la financiación, el tercer funcionario en importancia en Kuwait después del emir y el primer ministro, aportó su parte: “Estoy contento, soy feliz. Ya tengo una causa para visitar Argentina”, dijo.

Acompañaron a Bonfatti los ministros de Economía, Angel Sciara, y de la Producción, Carlos Fascendini, los diputados Luis Rubeo, y Santiago Mascheroni, y los senadores Armando Traferri, José Baucero, y Hugo Marcucci. Se sumo al encuentro el embajador de Kuwait en Argentina, Saud Abdulaziz Al Roomi, quien viajó especialmente al país árabe para recibir al gobernador de Santa Fe.

El destino. El dinero del préstamo kuwaití se destinará a la construcción de un acueducto que a lo largo de 350 kilómetros de extensión abastecerá a 35 localidades, donde actualmente viven más de 150.000 personas y que beneficiará en un futuro a 230 mil habitantes.

El objetivo principal es la captación de agua cruda del río Paraná en una zona próxima al puerto de Reconquista. El agua se tratará en esa ciudad y se impulsará mediante cañerías troncales en cuatro ramales: hacia el norte (RN 11) hasta Las Garzas y Lanteri, hacia el sur (RP 1) hasta Los Laureles (aunque contemplando en el diseño las dotaciones requeridas en el futuro hasta la comuna de Alejandra, a efectos de cubrir con agua de calidad y en cantidad a todas las localidades y parajes del norte santafesino), hacia el oeste (RP 40) hasta Fortín Olmos, y hacia el sur oeste (RN 11) hasta Calchaquí.

Actualmente se encuentra en marcha la licitación de la primera etapa que permitirá abastecer de agua potable a 100 mil habitantes de las localidades de Reconquista, Avellaneda, Fortín Olmos, Nicanor Molinas y El Arazá.

La inversión prevista para este primer tramo de los trabajos asciende a los 115,6 millones de pesos.

En tanto está previsto licitar durante este año las dos etapas siguientes: la segunda por 125,3 millones de pesos y la tercera por 126,2 millones.

Entre 2011 y 2015 se licitarán tres etapas de trabajos con una inversión total de 373 millones de pesos. El costo total del sistema es de 600 millones de pesos.

Fuente: La capital

Comentarios