La actividad industrial en Santa Fe retrocedió en el primer trimestre

Los sectores de la siderurgia, la molienda del complejo oleaginoso, lácteo y automotriz registraron fuertes caídas interanuales. La realidad provincial replica con mayor profundidad la situación negativa del sector a nivel nacional, según Fisfe.


La actividad industrial en Santa Fe cayó en el primer trimestre del año. Con retrocesos en áreas clave como siderurgia, molienda del complejo oleaginoso, industria láctea y producción automotriz, el sector manufacturero experimentó con mayor agudeza las bajas que también se vienen produciendo a nivel nacional.

Así lo señala el último informe de actualidad elaborado por la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), que asegura que “en marzo la actividad industrial no logró consolidar la incipiente recuperación observada desde fines de 2012, dentro de una coyuntura con dispares matices sectoriales”.

El informe explica que, en marzo, la producción de acero en Santa Fe se retrajo 4,5 por ciento respecto a igual mes del año anterior, una situación “asociada a desperfectos técnicos de carácter extraordinario que generan la necesidad de readecuar la capacidad productiva”. Al cierre del primer trimestre del año, se alcanzó una producción total de 315 mil toneladas, “observando un descenso de 2,8 por ciento interanual”, agregó.

Por su parte, en los primeros tres meses del año la producción acumulada de laminados en caliente (196 mil toneladas) presentó una ligera caída de 1,5 por ciento interanual.

Otro rubro que incidió fuerte en la baja general fue el complejo oleaginoso, que mostró retrocesos como lastre de la menor cosecha agrícola de la campaña 2011/2012.

Así, en el primer bimestre de 2013 el procesamiento de semillas de soja fue de 2,4 millones de toneladas, una merma de 66 por ciento en relación a igual período del año anterior. De igual manera, la elaboración de aceite de soja alcanzó durante los meses de enero y febrero un total de 465 mil toneladas, una caída de 67 por ciento interanual.

“De esta manera, la menor oferta de semillas oleaginosas continuó afectando al complejo oleaginoso, al presentar en febrero el duodécimo mes consecutivo con variaciones interanuales negativas, y niveles de actividad muy por debajo de la capacidad instalada”, afirma el informe.

Durante el primer trimestre de 2013, las exportaciones de aceite de soja continuaron su retroceso interanual al pasar de 900 a 589 millones de dólares. Por su parte, las colocaciones externas de subproductos del complejo oleaginoso (harina y pellets de soja) se mantuvo en valores semejantes a 2012.

La industria láctea fue otro de los sectores que presentó en marzo una nueva baja interanual. Según los datos de Fisfe, en las usinas lácteas santafesinas el primer trimestre de 2013 finalizó con un nivel de recepción de materia prima de 659,8 millones de litros, un registro 10,4 por ciento inferior a 2012.

“Desde el mes agosto de 2012 y hasta la actualidad, la industrialización láctea exhibe variaciones interanuales negativas principalmente generadas por las elevadas temperaturas y las malas condiciones climáticas que afectaron a la producción primaria”, indicó Fisfe.

Autos y máquinas. En Santa Fe, la producción automotriz alcanzó en el primer trimestre de 2013 las 25.629 unidades, marcando un descenso de 11,7 por ciento respecto a igual período del año anterior.

En marzo, la actividad sectorial mostró un retroceso de 17,7 por ciento en relación a igual mes de 2012.

Sin embargo, el trabajo de Fisfe subraya que para el resto del año las expectativas sectoriales son favorables “tanto por la recuperación de la demanda brasileña como por la solidez del mercado interno y los importantes proyectos de ampliación del mix de modelos fabricados en Santa Fe”.

“Las previsiones para 2013 plantean sostener y/o mejorar levemente los registros de producción del año anterior”.

Por el lado de la maquinaria agrícola, y siempre según las estimaciones preliminares elaboradas por la entidad, el primer trimestre de 2013 evolucionó levemente de mejor manera respecto de igual período del año anterior.

“No obstante, las expectativas alentadores formadas hacia fines de 2012 no fueron totalmente cubiertas”, alerta el trabajo, y agrega que el acceso al financiamiento “resulta esencial” a la hora de concretar nuevas operaciones.

En Santa Fe, el segmento fabricante de remolques bajó en el primer trimestre de 2013 un 12 por ciento respecto a igual período de 2012.

Trabajo. La caída de la actividad no tuvo mayor incidencia en el nivel de empleo, al menos hasta el momento. “En este marco, es destacable el mantenimiento de los puestos de trabajo que ha realizado el sector industrial”, afirma el documento de la Fisfe.

En ese marco, se señala que el sector industrial finalizó 2012 con una leve mejora de 0,5 por ciento en relación al año anterior.

“El empleo registrado en la industria manufacturera alcanzó aproximadamente 120.000 trabajadores, posicionándose una vez más como el sector de mayor generación de empleo registrado en la provincia de Santa Fe, donde uno de cada cuatro puestos de trabajo es aportado por el sector fabril”.

Metalúrgicos con nuevas autoridades

Los integrantes de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra) eligieron ayer a Gerardo Venutolo como nuevo presidente de la entidad, en reemplazo de Juan Carlos Lascurain, quien pasará a ocupar la vicepresidencia primera. La industria metalúrgica está compuesta por alrededor de 23.000 industrias, integradas en su mayoría por pymes nacionales, y genera más de 240.000 puestos de trabajo en forma directa.

 

Comentarios