La búsqueda de Paula entró en etapa definitiva: perros marcaron zona específica

Ya se excavaron 6 metros y faltan otros 6 para llegar al nivel que la cava tenía en el año 2011. Los perros que buscan los restos de Paula marcaron una zona específica en tres oportunidades diferentes.


«Uno de los perros que nos ayudó con la búsqueda marcó en tres oportunidades el mismo lugar. Se trata de Chester, el mismo que encontró todos los fallecidos en la tragedia de calle Salta de Rosario», explicó a SL24 Juan Nóbile, miembro del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que busca los restos de Paula Perassi en una cava ubicada en el extremo norte de Puerto San Martín.

Nóbile explicó el alcance de los avances realizados en el trabajo que empezó hace ya 60 días. «Para llegar al nivel que tenía la cava en 2011 (al momento de la desaparición de Paula) tenemos que excavar 12 metros, removiendo tierra, escombros y basura de todo tipo. De ese total ya hemos sacado los primeros 6 metros y seguimos trabajando», señaló.

Al llegar a la marca de 6 metros entraron en acción los perros rescatistas. Según explicó uno de los entrenadores «estos canes tienen capacidad de encontrar cadáveres de 4 a 6 metros de profundidad», al tiempo que advirtió que «depende la compactación de la tierra y de la cantidad de basura que hay en el lugar».

Y ahí aparece un dato que puede ser muy esperanzador: «Uno de los perros que vino es Chester, famoso por haber encontrado los fallecidos de la tragedia de calle Salta en Rosario. Lo soltaron en la cava y marcó un punto específico. Repitieron la operación otras dos veces con varias horas de diferencia y siempre marcó el mismo punto«, reveló Nóbile, que luego señaló: «Marcó una zona, pero eso no garantiza que haya detectado algo».

Detectada esa zona de la cava el trabajo del EAAF se centra ahora en llegar hasta los 9 metros de profundidad. Una vez logrado ese objetivo, que si el tiempo acompaña se alcanzará para el fin de semana, volverán los perros otra vez a la cava. «Si nos ratifica el lugar es muy probable que en ese punto podamos encontrar algo«, dijo Nóbile.

En el peor de los casos el trabajo de los antropólogos terminará en la nada; pero no terminará allí. «Si terminamos de revisar toda la cava y no encontramos nada es posible que traslademos nuestra búsqueda a otros puntos de la región«, reveló Nóbile, sin especificar lugares. Sin embargo, según pudo averiguar SL24, el primer punto a tener en cuenta sería propiedad de uno de los civiles imputados.

Por último, el 10 de agosto se sumará a la búsqueda de Paula la Gendarmería Nacional. Lo hará a partir de la utilización de un georadar que se usará para monitorear distintos puntos del cordón que son parte de la investigación.

 

Comentarios