La CGT Azopardo y la CTA de Micheli destacan “alto acatamiento” al paro

Los principales dirigentes políticos y sindicales del paro nacional convocado por la CGT Azopardo y la CTA de Pablo Micheli destacaron el "alto acatamiento en todo el país" de la medida de fuerza iniciada a las 0.


“No solo pararon los sindicatos que convocamos, sino hay que hay trabajadores que hicieron sus lecturas y pararon en todo el país”, aseguró el líder del sindicato de judiciales, Julio Piumato. El exdiputado del Frente para la Victoria destacó la “fuerza” que tiene el paro y afirmó que “demuestra el malestar en la mayoría de los trabajadores”.

Asimismo, denunció sin dar precisiones que hubo “aprietes” desde el Gobierno y algunas empresas para desarticular la protesta. “Todos los argumentos que se escucharon ayer fueron lamentables. Los aprietes que hubo, por debajo, telefónicamente, en distintos lugares, los dejaría de lado. La contundencia de la medida omite toda otra cosa. Hubo amenazas a dirigentes, cada uno lo puede decir. Hubo de funcionarios, de empresarios para que presionen a los trabajadores, cuando uno está bajo presión. Hicieron lo imposible para abortar, con una cuota de autoritarismo”, afirmó.

“Hoy es un día pleno de democracia, de libertad, de ejercicio. Vi a muchos colectiveros tristes (circulando), con la mirada baja. Hoy los que no paran están tristes, y los que paran están contentos”, completó el dirigente UEJN y pidió al Gobierno “asimilar el mensaje que dan estos trabajadores y modificar”.

El jefe del gremio de los peones rurales, Gerónimo “Momo” Venegas, evaluó esta mañana que se cumple con “alto acatamiento en todo el país” el paro dispuesto de manera conjunta por la CGT Azopardo y la CTA disidente.

El titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) manifestó su intención de que el Gobierno los “convoque” a dialogar porque “si no, pondremos en marcha un plan de lucha hasta que entienda”.

“No le tenemos confianza a lo que prometen los funcionarios del Gobierno nacional”, agregó a través de su cuenta en la red social Twitter el líder de los peones rurales.

Más tarde, en declaraciones a una canal de noticias de cable, el sindicalista amenazó con extender las medidas. “Sería lamentable (que no se atienda el reclamo)” ya que ese plan de lucha al que se verían obligados a implementar “uno sabe cómo empieza pero no cómo termina”.

El titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, evaluó que el paro tiene una adhesión “altísima en el interior del país”. En ese sentido, Buzzi destacó que como consecuencia de las medidas de fuerza “prácticamente no hay movimiento de transportes de cargas”.

El ruralista admitió que la intención del paro es “dar esta demostración de fuerza y habilitar mesas que permitan discusión y solucionar los problemas de los chacareros”.”Somos uno de los sectores más agredidos por estas políticas; esperamos que cambie esta lógica de confrontación del Gobierno”, concluyó.

Ricardo Peidró, secretario adjunto de la CTA, aseguró que el paro “es muy importante” y mencionó que “hay pocos autos que transitan y poco transporte público”. En diálogo con radio La Red, remarcó que los “piquetes” comenzaron desde temprano y que “lo importante es que la gente no está saliendo a trabajar”.

Comentarios