La CGT de Moyano afirma que puede unirse a la Federación Agraria

El titular del gremio de Judiciales, Julio Piumato, aseguró que en varios momentos estuvieron junto a la entidad que preside Eduardo Buzzi. Acusó al Gobierno de defender a los sectores concentrados


Luego de que Buzzi abriera días atrás la puerta para una eventual marcha contra el Gobierno junto a la CGT de Moyano y a la CTA disidente de Pablo Micheli, desde el moyanismo salieron a respaldar esos dichos, y afirmaron que la Federación Agraria “representa a los pequeños productores, que la están pasando mal”.

Fue Julio Piumato el que envió hoy un guiño hacia la entidad agraria, al afirmar que no todo el campo es lo mismo. “Los pequeños propietarios no la pasan mal. En muchos momentos hemos coincidido con la Federación Agraria, sí estuvimos muy diferenciados en el conflicto por las retenciones. El tema es que el Gobierno no ha avanzado sobre los sectores concentrados y si lo ha hecho sobre los derechos de los trabajadores. Hubo un cambio de política del gobierno nacional”, aseguró el sindicalista.

El lunes, Eduardo Buzzi había admitido que mantuvo varios encuentros con Hugo Moyano, y anticipó que podría acordarse una protesta en conjunto para reclamar varios puntos al Gobierno.

“Hay campo y hay campo. Lo que estamos planteando es que los que tienen que poner son los que más ganan, y hay muchos en el campo que no aportan lo que tendrían que aportar para las ganancias extraordinarias que tienen. Pero no todo el campo es lo mismo”, sostuvo Piumato.

El sindicalista también aseguró que “la profundización no se ha dado en esta nueva etapa“, y que los reclamos apuntan mejorar la situación de los trabajadores.

“Los trabajadores están aportando impuesto a las Ganancias cuando no lo hacen sectores importantes como el sector financiero, la minería, el petróleo, que no están aportando en la medida de lo que ganan. Hasta la propia Presidente lo reconoció que el nivel salarial está bastante bajo en la Argentina, donde sólo el 18% superan los 5.900 pesos”, sostuvo.

También Piumato ratificó que la CGT de Moyano reclamará un 50% de aumento en el Salario Mínimo Vital y Móvil.

“Nosotros planteábamos el año pasado que sea de 2.700, y ahora reclamamos que sea de $3.500. No es un salario para tirar manteca al techo. La situación es bastante preocupante. Y encima tenemos casi el 75% de los trabajadores registrados que no reciben la asignación por hijo”, aseveró.

Fuente: Infobae

Comentarios