Puja de poder

La CGT negocia un subsidio de $35.000 millones para las obras sociales

Por primera vez el Estado dispondrá de un cifra tal, "bancada" por el fisco. ¿El pretexto? "Servicios de educación y transporte para los afiliados discapacitados"


La CGT aguarda que el gobierno nacional cumpla este mes con el desembolso de $4.000 millones para completar un aporte extraordinario comprometido por Alberto Fernández, por 2021, de $11.400 millones y destinado al sostenimiento de las obras sociales.

A la par, sus dirigentes ya iniciaron gestiones para alcanzar, este año, $35.000 millones.

¿De dónde sale ese dinero? de las arcas del fisco, esto es, con aporte de quienes están contenidos bajo el sistema sanitario sindical y de los que no lo están; ergo, con el aporte tributario de todos.

la información fue expuesta por Ámbito Financiero y según el medio, se trata de recursos públicos que por primera vez el Estado argentino inyecta en las prestadoras sindicales de salud en la historia del sistema.

Y para establecer un motivo, se argumenta que es para asumir el valor de las prestaciones por «servicios de educación y transporte para los afiliados discapacitados». De tal manera, se compensa el incremento de costos que sufrieron esas organizaciones durante la pandemia.

¿11.400 millones de pesos para compensar gastos de traslados de discapacitados? De hecho, la cifra es ridícula, pero fue el artilugio contable que hallaron los gremialistas y que a la gestión de Alberto Fernández parece no importarle.

Las tratativas tienen como protagonista central al jefe de Gabinete, Juan Manzur, el principal interlocutor de alto rango que la CGT tiene en el Gabinete del Frente de Todos, y por la  central obrera la gestión la encabeza José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), el secretario de Acción Social de la organización.

Los $35.000 millones para este año tiene, como contrapartida, el apoyo sindical al presidente, un aporte político que Fernández necesita para sostenerse dentro del frente interno del peronismo, en su disputa de espacios con el kirchnerismo.

Fuente: Ámbito Financiero

Comentarios