Desesperada búsqueda

La desaparición de otra mujer recrea el oscuro caso de Paula Perassi

Es mamá de tres niños pequeños y falta de su hogar desde el fin de semana. "Ya vuelvo", dijo y nunca regresó. Tenía mala relación con su pareja. En este caso, los hechos suceden en Buenos Aires


La policía porteña comunicó la búsqueda de Betiana Solange Rossi, una mujer de 38 años desaparecida desde el 7 de febrero último, en la ciudad de Buenos Aires.

Se fue de su casa tras una discusión con su pareja y no regresó. Es madre de tres niños pequeños y temen por su integridad física. Dijo «ahora vuelvo» y nada más supieron de ella.

Un caso que estremece a su entorno y, pese a la distancia geográfica, también a la comunidad de San Lorenzo ya que presenta, hasta el momento, muchas similitudes a lo que le sucedió a Paula Perassi, quien además de no reaparecer jamás, mantenía discusiones con su ex marido y la última vez que fue vista, en su hogar, dijo: «ahora vuelvo». Y nunca regresó.

En la denuncia por la desaparición, sus allegados aseguraron que se fue de su casa después de discutir con su pareja por temas de dinero. Desde entonces, hace ya tres días, la buscan no solo en la Capital Federal, sino también en el conurbano.

La mujer de 38 años salió de su casa cerca de las 16.30. Dijo “ahora vuelvo”, pero no lo hizo. Con el correr de las horas, y al notar que no aparecía, su hermano Martín hizo la denuncia en la comisaría correspondiente.

Desde su cuenta de Facebook, el otro hermano, Walter Alejandro Rossi, desmintió los rumores que circularon en las últimas horas acerca de la posible aparición de la mujer. “La seguimos buscando. No apareció todavía. Gracias a todos, sigan compartiendo“, escribió.

La joven salió de su casa con lo puesto y una riñonera donde llevaba documentación y el celular que da constantemente apagado. “En su casa encontramos el cargador, por eso suponemos que se quedó sin batería”.

Betiana es de contextura delgada, mide 1.70 metros de altura, tiene tez trigueña y el cabello largo color castaño. Además, posee cinco tatuajes: dos en el brazo derecho, uno en el izquierdo, otro en la cintura y uno en la pierna. “También tiene un lunar de gran tamaño al lado del orificio derecho de la nariz”, indicó la policía.

Comentarios