Condenados y absueltos

La desaparición de Paula Perassi llega a la Corte Suprema de Justicia

La querella elevó un recurso extraordinario al máximo tribunal para que revise todo lo resuelto hasta ahora. Insiste con sentenciar a cinco policías


La querella que representa a la familia de la sanlorencina desaparecida en 2012, Paula Perassi, presentó un recurso extraordinario federal para que se revise la figura de la “estructura desaparecedora” por la que fueron absueltos cinco policías y dos civiles, acusados de homicidio, tras el juicio llevado en 019.

En el expediente los únicos condenados fueron Gabriel Strumia, quien mantenía una relación extramatrimonial con Paula, y su esposa Roxana Michl, quienes cumplen 17 y 6 años y medio de prisión, respectivamente, como autor y partícipe necesaria del delito de “privación ilegítima de la libertad agravada por tratarse la víctima de una mujer embarazada”.

En diciembre pasado, la Cámara Penal confirmó las penas del matrimonio sentenciado, pero rechazó del recurso de inconstitucionalidad, por lo que elevó un pedido extraordinario a la Corte de Justicia de la Nación para que se revisen las absoluciones de esos cinco policías y dos civiles.

La teoría del caso que llevaron Fiscalía y querella al juicio es que Paula, quien cursaba un embarazo de seis semanas y fruto de la relación con Strumia, fue privada de su libertad para interrumpir el mismo, sin su consentimiento. Por eso, además del matrimonio Strumia-Michl llegaron a juicio Mirta Rusñisky, quien estuvo acusada de realizar la práctica, y el camionero Antonio Díaz, que trabajaba para Strumia. Además, se acusó por encubrimiento a los policías Jorge Krenz, Adolfo Daniel Puyol, Gabriel Godoy, María José Galtelli y Aldo Gómez. Todos fueron absueltos, por lo que la querella insiste con su intervención en el delito.

En la acusación al personal policial, la querella plantea que en los días posteriores a la desaparición hubo una “investigación errática, atento a un comportamiento policial que anticipaba cada movimiento, a los fines de que los hoy condenados pudieran lograr impunidad”, por lo que hablaron de una “connivencia”.

Fuente: rosario/12

Comentarios