¿Y la CGT San Lorenzo?

La detención de un sindicalista en San Lorenzo movilizó a la unidad en la CGT Rosario

Hoy diversos gremios se reunieron en esa sede y propusieron su reunificación. A contrario de lo algunos esperaban, no hay paro ni movilización. En el Cordón Industrial, lugar de los hechos, el confederal sigue sin ejecutar acciones


Este mediodía la CGT Rosario fue sede de una convocatoria a la que asistieron diversos gremios de esa localidad para analizar y tomar decisiones luego que el secretario gremial de Smata, Román Moyano, fuera detenido y permaneciera preso por más de 24 horas e imputado por la justicia sanlorencina luego que encabezara una protesta en los portones de Guerrero, la planta emsanladoras de motos en San Lorenzo, reclamando la reincorporación de una veintena de operarios despedidos.

Todos se pronunciaron en contra de la “criminalización” de las protestas sindicales y sociales, habida cuenta la decisión adoptada por la Fiscalía primero en imputarle una causa penal, y la Justicia en aceptarlo.

Moyano, sin bien recuperó su libertad, deberá ahora enfrentar un proceso penal, algo que en la región no se veía desde aquellos difíciles tiempos del menemismo cuando el Cordón Industrial ardía con el cierre de fábrica y la masiva cesantías de operarios. Los dirigentes de aquel entonces, Edgardo Quiroga o Reynaldo Véliez, secretarios generales de la otra combativa CGT San Lorenzo, debieron sortear innumerables causas tras denuncias de empresarios y/ funcionarios nacionales o provinciales, cuando alguna vez también ex intendentes de la zona.

Lo cierto es que esta situación movilizó a la CGT Rosario a proponer su reunificación. Por lo menos esa fue la idea a la que llegaron los presidencialistas presentes en la reunión de hoy.

“Esto que pasó, el apoyo que hemos recibido, nos demuestra la necesidad de trabajar para que se una el movimiento obrero”, señaló el titular del Smata, Marcelo Barros.

“No tenemos que ser mezquinos, no hay que pensar en los dirigentes sino en la gente, esto es lo que hablamos recién (previo a la conferencia de prensa) y en eso estamos todos de acuerdo”, continuó.

“Está demostrado que lo que le está pasando al compañero que fue detenido nos puede pasar a cualquiera de los que estamos presentes. Si no le ponemos un freno y no demostramos nuestro descontento y gran repudio de todos los trabajadores esto se puede complicar”, expresó, por su parte, Antonio Donello, secretario general de la UOM.

Junto a ambos gremios se mostró otro peso pesado de la región, como el Sindicato de Camioneros que conduce Sergio Aladio. También se hicieron presentes Empleados de Comercio, Custodios, Aduana, Portuarios (de Rosario), Gastronómicos y Tractor, entre otros, además de referentes de la .Central de Trabajadores Argentinos (CTA).

La semana que viene, de acuerdo a lo informado, volverán a reunirse para proyectar en hecho tal iniciativa.

respecto a las especulaciones en torno a algún llamado a una movilización o incluso un paro general, por el momento quedaron descartadas.

Sigue llamando la atención la pasividad que demuestra la CGT San Lorenzo en torno a esta situación en virtud a que los sucesos acontecieron, precisamente, en San Lorenzo. Hasta el momento se contentó tan sólo con emitir un comunicado que difundió por algunos medios.

No se llamó a plenario alguno ni convocó a algún tipo de acción directa.

Lo mismo le cabe a las asociaciones gremiales en particular, ya que como sucede en Rosario, el movimiento obrero organizado local está tan o más desunido aún.

Individualmente y a modo de opinión, muchos sindicalistas se muestran críticos a la decisión de la justicia en torno al caso de Moyano, pero sólo queda en eso, en una mera declaración periodística. Otros, peor aún, prefieren directamente no hablar del tema.

 

 

Comentarios