"No quieren trabajar"

La diputada provincial Amalia Granata cargó fuerte contra el personal doméstico

La legisladora, que accedió a su banca tras un pacto con las iglesias evangelistas, se quejó en la radio porteña en la que trabaja. Habló de "mucamas" y que les da una mano "y me toman el brazo"


La diputada provincial de Santa Fe, Amalia Granata, que llevó a una banca luego del pacto que selló con las iglesias evangelistas para que sus fieles la votaran (el acuerdo duró muy poco y hoy ya no existe) volvió a exponer un exabrupto y esta vez estuvo dirigido al personal doméstico.

Fue durante el programa de radio en el que trabaja la legisladora, los fines de semana en Radio MItre, de Capital Federal, junto a Marcelo Polino.

Precisamente fue el periodista quien, a modo de broma, enacuzó el tema.

“Ella tiene dos problemas: uno con los colegios y el otro con las mucamas. A ella la abandonan las mucamas muy rápido. Incluso cuando tiene que venir acá, toca timbre en la casa de los vecinos para ver si le pueden cuidar a los chicos. No sé, se le van, Tiene como un karma con eso”, dijo en tono jocoso.

Lejos de evitar el tema o intentar minimizar la cuestión, Granata se lanzó a describir el contratiempo y narró: “No sé por qué pasa eso, yo soy demasiado tranquila y les doy la mano y me agarran el brazo”.

Y focalizó una supuesta falta de compromiso de las empleadas al exclamar: “Lo que pasa es que hay que trabajar y no todo el mundo tiene ganas de hacerlo, parece que las que me tocan a mí, no tienen”.

“Yo necesito alguien que me ayude, salgo a laburar, no es que estoy tirada tomando sol y quiero que me alcancen un trago ¡Necesito ayuda!”, concluyó.

Tras ello siguió con el programa sin que recapacitara sobre lo dicho. Ni siquiera se dio cuenta.

Fuente: paparazzi

Comentarios