Tiraron 5 millones de dólares de pescado

La federación de estibadores salió a bancar el SUPA de Chubut denunciado penalmente

Producto del salvaje paro de los estibadores de Rawson se tuvieron que tirar más de 350 toneladas de langostino por un valor de 5 millones de dólares. La federación que también nuclea al SUPA de Puerto San Martín salió a bancar a los dirigentes denunciados.


El abogado Diego Martínez Zapata confirmó que la Cámara de la Flota Amarilla de Rawson (CAFACH) y la Flota de Embarcaciones Artesanales presentaron una denuncia penal contra la comisión directiva del SUPA por la paralización de la actividad pesquera ocurrida entre el 28 y 29 de diciembre del año pasado.

La presentación se hizo a principios de enero en el Ministerio Público Fiscal de Rawson por los delitos de entorpecimiento y daño ambiental agravado y apunta contra las autoridades del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos y delegados del puerto de Rawson.

En diálogo con Cadena Tiempo, Martínez Zapata señaló que la tipicidad del delito se agrava porque la estiba es una actividad declarada como esencial y remarcó que “actuando con total mala fe, el sindicato incumplió con la paz social que las partes habían firmado en noviembre pasado”.

El letrado puntualizó que “en caso de haber ejercido la retención, la estiba debería haber impedido que los buques zarpen a la zona de pesca a cumplir con el día de zafra y no esperar a que vuelvan con los buques cargados de materia prima para tomar esta medida salvaje”.

El representante legal de la CAFACH mencionó que “dejamos planteado el delito de daño agravado por las 700 toneladas de langostino podrido que se perdieron” y opinó que “la Fiscalía debería remitir las actuaciones a la Justicia Federal por el gravísimo daño ambiental ocasionado”.

Luego de señalar que “la maniobra del SUPA es un ecocidio para la provincia”, Martínez Zapata agregó que “la falta de preservación de la biodiversidad del langostino impactó en la cadena de alimentación y en el rédito económico de los empresarios, pero también de la Provincia que se vio privada de percibir los impuestos correspondientes por la comercialización de las capturas. En la misma dirección planteó que la medida también perjudicó a los capitanes, patrones, marineros y maquinistas que no pudieron salir a trabajar.

El abogado indicó que los presuntos delitos cometidos contemplan penas de prisión efectiva y valoró que el gobierno provincial y la Fiscalía de Estado lleven adelante las presentaciones civiles y penales para que se investigue hasta las últimas consecuencias el daño ambiental que se ha cometido.

La FEPA denunció persecución al SUPA Chubut

Marcelo Osores, secretario general de la Federación de Estibadores Portuarios (FEPA), afirmó que «está claramente demostrado que existe una persecución contra la dirigencia del SUPA Chubut porque han sacado a la luz todo el maltrato laboral y explotación a los estibadores».

El dirigente habló de «empresarios malisiosos»que buscan «llevar la situación por el lado de la extorsión». En ese marco, Osores confirmó que iniciarán acciones penales por abandono de persona, por explotación y por faltas graves a derechos constitucionales en materia de cobertura a trabajadores.

«No puede ser que los trabajadores portuarios de Rawson estén bajando a la bodega en alpargatas sin guantes ni ningún tipo de ropa de trabajo, y encima tengamos que aguantar con total impunidad que estos empresarios traten de extorsión a la dirigencia sindical», apuntó.

El titular de la FEPA celebró la intervención de la política en el conflicto y pidió terminar con «este tipo de atropellos que fueron naturalizados». «No nos va a temblar el pulso para acrecentar la medida si es necesario, más allá de las fronteras de la provincia», concluyó.

Fuentes: Diario Jornada y Mundo Gremial

 

Comentarios