Desigualdad de género sindical

La gran deuda que el sindicalismo tiene con las mujeres y no salda

En el Cordón Industrial hay más de veinte sindicatos y en ninguno de ellos hay una mujer al frente. Existen otras tantas delegaciones y su inmensa mayoría está en manos de hombres


La conducción de la CGT San Lorenzo tampoco posee mujeres entre los principales cargos de su conducción.

La desigualdad de género sindical en el Cordón Industrial, es un hecho. En verdad, el escenario suceden en casi todo el país, pero para centrarse en la región vale indicar que de la veintena de asociaciones sindicales directas, a las que se suman muchas delegaciones rosarinas, la mayoría de los cargos en sus conducciones son retenidas por hombres.

En la política la situación es distinta y ello se debe a la reglamentación legal para la distribución de cargos. Por eso se ven a concejalas en cantidades similares a concejales, y en muchos municipios el gabinete está compuesto por varias mujeres. En eso, el caso de San Lorenzo es el que más puede confirmar esta nueva regla.

Volviendo al mundo sindical, el panorama es otro. Acá no hay reglamentación que obligue el reparto de cargos y la proyección de la mujer en este espacio es todavía una quimera.

A saber, y a modo de repaso, basta con indicar algunos de los sindicatos que tienen presencia en la región y verificar cuántos lo conducen mujeres. O lo co-conducen.

Adetram San Lorenzo, Soepu, Vigiladores, Petroleros Privados, Sitram San Lorenzo, Sutracovi, Supa, Sitram Puerto San Martín,  Químicos San Lorenzo, Supeh, Sitram Fray Luis Beltrán, Químicos Papeleros de Capitán Bermúdez, Aceiteros, Soem Capitán Bermúdez, Urgara, Ceramistas, Sitram Granadero Baigorria, Químicos y Petroquímicos de Fray Luis Beltrán, Amsafe San Lorenzo, Somu, Carga y Descarga, Marina Mercante, Uocra, Aduana, Ptrones FDluviales…y la lista sigue. De todas estas organizaciones obreras no hay una sola conducida por una mujer. Y en casi todas, tampoco hay una que secunde al secretario general.

Una de las pocas excepciones la constituye Alejandra Fernández (Sadop), tan bonita como comprometida.

 

Y si delegaciones gremiales se trata (como por ejemplo UPCN, ATE, Sanidad, Sadop y Empleados de Comercio, entre otras), tampoco son muchas las ocasiones en las que una mujer está a su cargo.

Los hechos son más que elocuentes y los silencios que los sindicalistas guardan en el tema también. Por ahora, se escucha a alguna que otra organización asumir un compromiso (aún a futuro) para integrar a la mujer en ese espacio.

Para no caer en la personalización y en la injusticia, una situación muy similar ocurre en aquellas instituciones que concentran a empresarios y comerciantes. salvo alguna honrosa excepción, como el caso de Granadero Baigorria, también el resto que existe en el Cordón Industrial sigue reservada a los hombres.

Comentarios