SL24 AGRO

La importancia del correcto diagnóstico en Maquinarias Pulverizadoras

Un buen diagnóstico anual del estado de la maquinaria pulverizadora puede ser clave a la hora de lograr el resultado deseado en la producción agropecuaria


A la hora de detectar falencias en la producción agropecuaria muchos pueden ser los factores que transformen una expectativa en decepción. Sin embargo, buena parte de los problemas en el sector se resolverían si se realiza un diagnóstico anual del estado de la maquinaria pulverizadora.

Más allá del diagnóstico en las pulverizadoras, debe hacerse foco en el óptimo funcionamiento de todas las maquinarias integrales que se utilizan de forma cotidiana en el campo. El uso correcto de fungicidas y herbicidas también repercute en la calidad y cantidad de los rindes, mientras que las silo bolsa en venta son las que otorgan el diferencial necesario para conservar los rindes y vender a precios convenientes. Está claro que los precios de granos y oleaginosas comenzaron a recuperar valor desde el aumento de la demanda de China, aunque para algunos productores los precios de venta siguen permaneciendo por debajo de las expectativas siendo las silo bolsas las principales aliadas para conservar la producción.

 

 

Lihuel Sartini, ingeniero agrónomo que se desenvuelve como asesor privado y principal referente de pulverizaciones, desarrolló un extenso y completo comunicado publicado por Aapresid las claves para realizar una aplicación eficiente a partir de la contemplación de los puntos clave para mantener en buen estado el equipo pulverizador. El relevamiento minucioso se realizó en 56 equipos pulverizadores que muestran que, en líneas generales, el sector agropecuario se encuentra lejos de los estándares aconsejables en materia de aplicaciones y uso correcto de estos insumos agrícolas.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes?

  •  Sistema de filtrado

El ranking de los problemas más frecuentes lo tiene el sistema de filtrado: el 60% de los equipos relevados tiene problemas en los filtros de aspiración, primarios y de línea de sección o secundarios. Vale recordar que un correcto filtrado (filtros limpios, sanos y con los o´rings correspondientes) es clave para una aplicación homogénea y para evitar el paso de impurezas que repercuten de manera directa en el sector.

  •  Tanque

El 89% de los equipos relevados no contó con filtros de llenado del tanque y el 21% tenía un indicador de nivel de carga dañado o ausente. Estas fallas afectan de manera directa al tanque, con el riesgo de que este pierda o acumule producto en su interior.

  •  Bomba

Otro de los problemas fueron los asociados a la bomba, la parte más importante del circuito. Esta debe ajustarse de forma de suministrar un caudal suficiente para dos procesos simultáneos: la pulverización y la agitación. El relevamiento mostró que el 45% de los equipos tenían bombas subdimensionadas, cuyo caudal no llegaba a cubrir estas necesidades.

  • Sistema de agitación

Un 39% de los equipos poseía algún inconveniente en el sistema de agitación: falta de agitadores hidráulicos, agitadores dañados o tapados. El buen funcionamiento de este sistema es clave para la correcta emulsión, siendo recomendable que la agitación alcance al menos el 12,5% del volumen del tanque para productos sólidos. El 13% de las maquinas no contaba con premezclador, teniendo que efectuar las mezclas en un tanque aparte o directamente sobre el tanque principal.

  • Botalón

El 39% tenía problemas de curvatura del botalón y el 32% fallas en su estabilidad. La barra debe estar paralela al terreno y perpendicular al sentido de avance. La estabilidad permite amortiguar movimientos que puedan alterar la dosificación. Una forma simple de medirla es aplicando una fuerza externa. Un botalón estable no hará más de dos oscilaciones o tardará menos de 5 segundos en compensar dicha fuerza.

  • Boquillas

Un 32% de los equipos mostró diferencias entre la presión que llega a la barra y la que se encuentra entre las distintas secciones. Por último, el 36% de los equipos tenían boquillas desgastadas y casi la mitad presentaban problemas en los antigoteos.

Comentarios