La industria del Biocombustible nacional rechazó las acusaciones de dúmping en Estados Unidos

Empresarios americanos vienen presionan al gobierno de Donald Trump para que quite un subsidio que favorece la importación de biodiesel argentino


La Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO) rechazó hoy categóricamente las acusaciones de presunto dúmping (venta por debajo del precio de producción) del biodiésel argentino exportado a los Estados Unidos, según la solicitud de investigación presentada por la National Biodiesel Board (NBB), una entidad empresaria, ante el Departamento de Comercio de aquel país.

Las razones esgrimidas por la asociación de productores de biodiésel norteamericana (NBB) apelan a interpretaciones de dúmping ya rechazadas enfáticamente por la Organización Mundial del Comercio, desconocen la mayor eficiencia argentina para la producción de biodiésel y, como determinaron ya varios fallos internacionales, los motivos aducidos van en contra de las normas del comercio internacional.

Los argumentos utilizados ahora ya fueron cuestionados duramente por la Organización Mundial de Comercio (OMC) el año pasado, en el caso que el gobierno argentino llevó adelante contra la Union Europea, así como por la Corte Europea de Justicia, un órgano de la propia Comunidad Económica.

Cabe recordar que el 6 de octubre del año pasado la máxima autoridad en disputas comerciales de la OMC confirmó la ilegalidad de las medidas antidumping europeas contra el biodiésel argentino, lo que obligó a la UE a retrotraer su medida.

“Estamos sorprendidos por la solicitud sin fundamento de la NBB dado que lo único que están buscando es mantener plantas de biodiésel altamente ineficientes,” dijo Luis Zubizarreta, presidente de CARBIO.

“Somos el principal abastecedor externo de biodiésel para el transporte norteamericano por lo que el bloqueo con aranceles compensatorios tendría consecuencias efectivas en los consumidores, como el aumento del precio del combustible en los Estados Unidos, y en las emisiones de gases efecto invernadero dado que el biodiésel argentino es altamente competitivo y beneficioso para el medio ambiente,” añadió.

Por lo tanto, CARBIO anticipó que mantendrá una fluida colaboración con el Gobierno argentino para evitar que se impongan injustificadas medidas proteccionistas.

El biodiésel es el principal producto exportado a Estados Unidos, que el año pasado representó un monto de 1.240 millones de dólares (2,1% del total de las exportaciones argentinas), lo que no impidió que la balanza comercial fuese deficitaria para la Argentina en 2.200 millones de dólares.

Comentarios