San Lorenzo

La joven atacada sexualmente contó el horror en primera persona

Leila D. tiene 19 años y fue víctima de un intento de abuso sexual el lunes por la mañana en la zona sur de San Lorenzo. La joven relató lo sucedido en sus redes sociales: «Nadie se merece pasar un mal momento».


Momento en que el violador es atrapado por la policia

Leila D. tiene 19 años y fue víctima de un intento de abuso sexual, el pasado lunes, minutos antes de las 11 de la mañana, en la zona sur de San Lorenzo.

La joven utilizó su cuenta personal de Facebook para relatar el horror en primera persona.

Según dijo, salió de su casa a buscar una bicicleta para luego repartir algunos currículums.

“La falta de trabajo y ayudar a la familia”, son los principales motivos de la chica. “Al ir caminando veo a un chico que estaba cruzando la vía para el barrio Rivadavia. Lo miré y miré atrás. Llegando a la ruta tuve que doblar por el lado donde vi el móvil policial porque sentí que me estaban siguiendo. Al ver que no me seguía, me tranquilicé y caminé normal”, relató.


Tras cruzarse con el patrullero, creyó que todo había terminado. Sin embargo, lo peor estaba por suceder: “En un momento me agarra por atrás, haciendo fuerza sobre mi pecho con uno de sus brazos y con la mano derecha me agarra una parte de mi cuerpo que no tenía derecho de tocar. Le pegué un codazo en su estómago, después de tanto pelear pudo hacerme caer al suelo y se sube arriba mío tratando de sacar mi pantalón pollera”, agregó.

El agresor la manoseó y apoyó sus genitales sobre el cuerpo de la víctima. “No pudo violarme porque me pude defender. Hubo un momento en donde ya no podía respirar porque me estaba apretando mucho el cuello con su brazo izquierdo, mientras metía su mano dentro de mi pantalón pollera”, continuó detallando.

Leila agradeció “poder contar esta historia” y llamó a las mujeres a que no se dejen pegar.

“Háganse valer, porque aunque no lo crean, las mujeres sí podemos defendernos. Somos fuertes. Yo nunca pensé que me iban a querer violar a plena luz del día, eso lo hace tremendo violador porque no le importó nada. Quiero que esto no quede así, porque nadie se merece pasar por un mal momento”, concluyó.

Por el hecho la policía detuvo a un joven de 19 años, identificado como Bruno G.

Comentarios