Afganistán

La larga lista de crueles castigos para las mujeres en el régimen talibán

En Afganistan, con el regreso de los rebeldes al poder, se impone una férrea conducta contra la mujer, tanto en su vida social como privada. Hay una lista con una treintena de prohibiciones


“La medida en la que el régimen talibán ha amenazado los derechos humanos de las mujeres afganas no tiene paralelo en la historia reciente”. Esa fue la conclusión, clara y contundente, de un informe de 132 páginas realizado en 1998 por Médicos para los Derechos Humanos (PHR, por sus siglas en inglés), que documenta los resultados de un estudio de tres meses sobre la salud de la mujer y las preocupaciones por las condiciones de sus derechos humanos en Afganistán.

A medida que hoy los talibanes toman control de Afganistán, su guerra contra las mujeres amenaza con destruir nuevamente las vidas de profesionales, activistas, líderes comunitarias y políticas.

Los talibanes aplicaban entonces una estricta interpretación religiosa según la cual básicamente las mujeres no podían tener ningún tipo de vida pública, ocultas de los ojos de cualquiera que no fuese su marido o guardián varón. Los castigos ante el incumplimiento eran lapidaciones, mutilaciones y azotes.

La lista de prohibiciones, es la siguiente:

-Prohibición total de trabajar fuera del hogar. Solo unas pocas doctoras y enfermeras pueden trabajar en algunos hospitales de Kabul. Pero todas las otras profesiones quedan restringidas a los hombres

-Prohibición total de la actividad de las mujeres fuera del hogar a menos que estén acompañadas de un mahram (pariente masculino cercano, como padre, hermano o esposo)

-Prohibición de tratar con comerciantes masculinos

-Prohibición de que sean atendidas por médicos varones

-Prohibición de que estudien en escuelas, universidades o cualquier otra institución educativa. (Los talibanes han convertido las escuelas de niñas en seminarios religiosos)

-Obligación de usar un velo largo (burka), que las cubra de la cabeza a los pies

-Se azotará, golpeará e insultará a las mujeres que no vayan vestidas de acuerdo con las reglas de los talibanes o las que no estén acompañadas de un mahram

-Si no tienen los tobillos cubiertos se les castigará con azotes en público

-Lapidación pública a las mujeres acusadas de tener relaciones sexuales fuera del matrimonio (los dos amantes son apedreados bajo esta regla)

-Prohibición del uso de cosméticos. (A muchas mujeres con las uñas pintadas se les han cortado los dedos)

-Prohibición de que las mujeres hablen o estrechen la mano de hombres que no sean mahram

-Prohibición a las mujeres de reír a carcajadas. (Ningún extraño debería escuchar la voz de una mujer)

-Prohibición a las mujeres de usar zapatos de tacón, que producirían sonido al caminar (un hombre no debe escuchar los pasos de una mujer)

-Prohibición a las mujeres de viajar en taxi sin mahram

-Prohibición de la presencia de mujeres en radio, televisión o reuniones públicas de cualquier tipo

-Prohibición de que las mujeres practiquen deportes o ingresen a un centro o club deportivo

-Prohibición a las mujeres de andar en bicicleta o motocicleta, incluso con sus mahrams

-Prohibición de que las mujeres usen ropa de colores brillantes. En términos de los talibanes, estos son “colores sexualmente atractivos”

-Prohibición de que las mujeres se reúnan para ocasiones festivas como los Eids, o con fines recreativos

-Prohibición a las mujeres de lavar ropa junto a ríos o en lugares públicos

-Modificación de todos los topónimos incluida la palabra “mujeres”. Por ejemplo, “jardín de mujeres” ha pasado a llamarse “jardín de primavera”

-Prohibición de que las mujeres aparezcan en los balcones de sus apartamentos o casas

-Pintura obligatoria de todas las ventanas, para que las mujeres no se vean desde el exterior de sus casas

-Prohibición de que los sastres masculinos tomen medidas de mujeres o cosan ropa de mujer

-Prohibición de baños públicos femeninos

-Prohibición a hombres y mujeres de viajar en el mismo autobús. Los autobuses públicos ahora han sido designados “solo para hombres” (o “solo para mujeres”)

-Prohibición de pantalones acampanados (anchos), incluso debajo de un burka.

-Prohibición de fotografiar o filmar mujeres

-Prohibición de fotografías de mujeres impresas en periódicos y libros, o colgadas en las paredes de casas y tiendas

Comentarios