Rumbo a 2030

Ley de Fomento al Desarrollo Agroindustrial impactará de lleno en la región

El proyecto lo anunció ayer el presidente y sumará más producción oleaginosa y embarques desde el complejo sojero local. Y apuesta a generar miles de nuevos puestos de empleo


El presidente Alberto Fernández presentó ayer el proyecto de ley de Fomento al Desarrollo Agroindustrial, y lo hizo desde Casa Rosada y acompañado por la vice presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

“Es el resultado de un trabajo que duró más de un año y donde participaron sectores del agro, productores, universidades y científicos”, destacó.

Consideró que tal iniciativa “pretende agregar valor a los productos del agro para crear empleos y promover inversiones”.

Fue consensuada con más de medio centenar de entidades agropecuarias y en el seno del Consejo Agroindustrial.

“Necesitamos exportar para que las divisas ingresen al país, máxime cuando cargamos con una deuda tan enorme como la que nos han dejado”, resaltó, en crítica a la gestión macrista, pero apostando por el desarrollo del complejo agroexportador de esta región.

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, también presente en el encuentro, afirmó que el proyecto “encarna la participación de todos los intereses de la cadena agroindustrial”, debido a que en su elaboración fue consensuada con más de sesenta entidades agropecuarias y con el objetivo de incrementar la inversión, sumar producción y valor agregado, además de generar empleo y mayores exportaciones.

Los puntos más destacados de la iniciativa propone agregar valor a los productos para así crear empleos y promover inversiones, a la vez de incrementar las exportaciones de bienes y servicios del sector, aumentar el ingreso de divisas y alcanzar la meta de 200 millones de toneladas de producción de cereales, oleaginosas y legumbres en 2030.

Desde la Casa Rosada consignaron que se apunta a consolidar a la Argentina como “líder agroalimentario y agroindustrial” en un mundo que demanda cada día de más alimentos, y acompañar al sector para la creación de 700 mil puestos de trabajo de calidad, también hacia 2030.

Se otorgarán beneficios fiscales e impositivos para los productores y de esta forma se busca incentivar la inversión de las distintas cadenas agropecuarias.

Por último, se establecerán cinco criterios (producción, empleo, ventas, exportaciones e inversiones) para establecer las líneas base de la “incrementalidad” proyectada a 2030.

Comentarios