La madre de Mario Seccondino se encadenó a Tribunales y pide “que Raquel Murúa vaya presa”

Marisa Seccondino se encadenó frente a los Tribunales de Rosario para reclamar que se haga efectiva la condena a tres años de prisión que ya se dictó sobre la oficial Raquel Murúa.


Murúa quedó imputada por la muerte de “Marito” en un accidente vial en el intercambiador de las rutas 11 y A012 en 2007 en San Lorenzo. La ex policía debía empezar a pagar su condena en noviembre y todavía continúa en libertad.

“Me voy a quedar acá hasta que ella vaya a prisión que es lo que la Justicia ya dijo. Debería estar presa desde noviembre, pero está libre y pasó la Navidad en familia. Mientras yo nunca más pasaré ninguna fiesta con mi hijo”, dijo Marisa Seccondino en FM Vale.

“No me importa que venga la feria judicial o que pase año nuevo encadenada. Yo de acá no me voy hasta tener Justicia”, reiteró Marisa y pidió: “Que vaya presa”.

Según resolvió la propia justicia rosarina, la oficial de policía Raquel Murúa fue encontrada culpable de la muerte de Mario Seccondino en el accidente de tránsito del 5 de noviembre de 2007. A bordo de su auto, la mujer embistió cuando manejaba en contra mano a Mario, quien se dirigía correctamente a bordo de su moto.

Comentarios