Vivita y coleando

La mandaron a la morgue como muerta, pero revivió y se escapó

Una mujer de 81 años fue sometida a una cirugía y los médico firmaron su certificado de fallecimiento. La descubrió una empleada de la morgue que se llevó el susto de su vida


Zinaida Kononova, una anciana rusa de 81 años, fue declarada legalmente muerta, pasó la noche en una morgue en Rusia, pero estaba viva. La mujer se sometió a una operación para eliminar una obstrucción intestinal, que en principio salió mal y por ello se envió el cuerpo al depósito de cadáveres.

Kononova fue operada en el Gorshechensky Central District Hospital y como la cirugía salió mal, la dieron por muerta y la mandaron a la morgue. La empleada se llevó “el susto de su vida” cuando entró en la dependencia y se encontró a la mujer tirada en el suelo.

Se había caído intentando escapar de la camilla, según informó el diario Daily Mail.

Kononova fue trasladada inmediatamente a la planta de cuidados intensivos del hospital, mientras todas las miradas se dirigieron a la anestesista y al médico que habían certificado la muerte.

Los doctores confesaron que habían enviado el cuerpo a la morgue una hora y veinte minutos después de registrar el fallecimiento, y no dos horas como es reglamentario.

El director del Gorshechensky Central District Hospital fue despedido y tiene una investigación pendiente, mientras que el futuro de la carrera de la anestesista y del médico corren peligro ya que la familia de Kononova planea denunciar al hospital.

Fuente: rosario3

Comentarios