La marca “Cordón Industrial” que pregona SL24 da su primer paso con encuentro gremial-empresarial

Vientos de cambio: el sindicalismo, que hasta hace poco sostenía un perfil combativo, hoy abona al diálogo con la patronal. Un escenario sin piquetes, con plena producción y cumplimiento fiel de los derechos laborales.


Desde hace tiempo, Grupo agenda pregona para que la dirigencia regional asuma sus responsabilidades de cara al potencial económico que encierra el denominado Cordón Industrial, una de las zonas más ricas del país, con niveles de producción y facturación como pocas y un índice de ocupación laboral sostenido.

Por eso, la conservación de estos valores es responsabilidad, primero de la dirigencia, y de la población toda, después.

El diálogo y construcción conjunta entre diferentes sectores, cada uno representativo de la vida política, económica y sindical, fue un reclamo pronunciado continuo, y lejos ello de concretarse, las diferencias se agudizaron.

Vale para eso recordar el largo conflicto gremial que literalmente “frenó” la actividad fabril y portuaria como el llevado adelante por la Federación de Trabajadores Aceiteros, por citar un último ejemplo.

Este tipo de prácticas fue llevado adelante, con insistencia, durante esta última década (desde 2010 a la fecha), con un contexto absolutamente diferente a los años 90, donde la lucha obrera, con movilización y protestas exhibían la destrucción del aparato productivo que promovía el plan económico del menemismo.

Si aquellos añosfue el movimiento obrero organizado del Cordón Industrial casi la única voz que se alzó para de denunciar la expulsión masiva de trabajadores de las fábricas radicadas en la zona, que cerraban o achicaban su personal (Porcelanas Verbano, Pigmentos Delta, Cerámica San Lorenzo, Destilería YPF, MasseyFerguson, Colgatte Palmolive y Electrocolor, entre otras), hoy el cuadro económico es otro. Y las responsabilidades, también son otras.

La aplicación del denominado COPA y, en especial, los pedidos de readecuación de tarifas por los servicios ofrecidos desde la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto San Martín a las terminales portuarias, se recostaron en la amenaza y concreción de paros y piquetes. Una práctica resistida desde el empresariado, ignorada desde el poder político y rechazado por parte de otros sectores gremiales.

Con el paso al costado de Edgardo Quiroga al frente de la CGT San Lorenzo y un rotundo cambio de postura de Herme Juárez, el líder de los portuarios (una más, como suele demostrarlo), la herramienta del diálogo parece resurgir.

Esta mañana, un grupo de dirigentes sindicales de la denominada Intersindical del Cordón Industrial se reunieron con miembros de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de San Lorenzo, para informarlos de sus propósitos por normalizar la CGT San Lorenzo e iniciar un nuevo proceso basado en la defensa de los intereses de sus respectivos sectores, pero sobre la base de un diálogo permanente.

Un escenario sin piquetes, con plena producción fabril y fiel cumplimiento de los derechos laborales permitirán el desarrollo definitivo de una de las regiones más ricas del país.

Es momento que los dirigentes, primero, y la población toda, después, tengan la responsabilidad de definir el perfil de región, con el desarrollo de la logística que el sostenimiento de los derechos sociales y laborales, la defensa de los puestos de empleo, el desarrollo comercial local, y el mejoramiento urbanístico, sanitario, educativo y cultural, de la mano del potencial industrial.

El posicionamiento del Cordón Industrial como marca registrada en la agenda nacional será clave para avanzar en pos de ese desarrollo.

Comentarios