La municipalización de Aguas Santafesinas genera adhesiones y reparos de los intendentes

Los mandatarios de San Lorenzo y Granadero Baigorria plantearon sus propias observaciones a la iniciativa del gobernador electo para el futuro de la empresa prestataria del servicio de agua


En su afán de “modernizar” el servicio público, el gobernador electo Miguel Lifschitz adelantó que impulsará la municipalización de la empresa Aguas Santafesinas Sociedad Anónima (ASSA), de manera de transferir la gestión de la prestación de agua potable y cloacas “de manera progresiva” a los intendentes. El manifiesto de su idea acarrea valoraciones positivas en las ciudades de Rosario, Santa Fe y también Rafaela. Pero abre un signo de interrogante en las localidades menores que se encuentran dentro de la red de ASSA. En ese sentido, tanto en San Lorenzo como en Granadero Baigorria prefieren quedarse con el esquema actual, aunque requieren “mayor injerencia o poder a los municipios”.

El anuncio de Lifschitz fue sorpresivo y sacudió al gremio Obras Sanitarias que defiende a los trabajadores de la empresa, desde donde lo compararon con la caracterización privatista que le adjudicaron al ex gobernador Carlos Reutemann. Pero también provocó la misma sensación en las localidades santafesinas de menor categoría. Tal es el caso de las ciudades del cordón industrial consultadas por Rosario/12.

El intendente sanlorencino, el radical Leonardo Raimundo, reconoció que no fue “consultado”, pero está “totalmente de acuerdo” en darle más protagonismo a los integrantes de la red ASSA. En tanto, el titular del Ejecutivo baigorriense, Adrián Maglia, adelantó que no está de acuerdo y reflexionó: “Uno pretende tener un país federal, en la patria chica, que es la provincia, pretendemos que se federalice, no que esté bajo influencia de áreas municipales”.

“Yo interpreté (los dichos de Lifschitz) en darle mayor injerencia o poder a los municipios, en esos términos estoy totalmente de acuerdo, la gestión municipal está íntimamente vinculada a las cuestiones de saneamiento, de provisión de servicios, pero muchas veces la gente confunde, no sabe bien cuestiones que competen a ASSA o no son municipales, se mezclan las funciones”, consideró Raimundo y adelantó que no comparte el “desguace” de ASSA, ya que la firma es un “pilar del desarrollo de la calidad de vida de los santafesinos”. En la misma línea, cree que ASSA debe ser “reforzada” tanto como la Empresa Provincial de la Energía (EPE), porque son empresas “estratégicas”.

Raimundo se distanció de Lifschitz al entender que la de Aguas “no es una cuestión que pueda ser resuelta a nivel municipal”. El intendente argumentó en ese sentido que las obras de envergadura “abarcan a una pluralidad de localidades”, como por ejemplo el acueducto Gran Rosario. “Es decir, no es un problema de San Lorenzo, de Puerto San Martín o de Fray Luis Beltrán, es un problema de la región. Es una empresa que articular regionalmente es esencial”, se explayó.

Comentarios