San Lorenzo

«La propuesta de Vicentín pone en riego las fuentes de trabajo»

Otra vez, su posible quiebra es tema detonante en la región. La apreciación fue lanzada por un abogado que agrupa a una importante cantidad de acreedores de la agroexportadora


Gustavo Feldman, abogado patrocinante de un grupo de acreedores comerciales de Vicentín, se refirió a la última propuesta de pago que presentó la empresa agroexportadora en el marco del concurso de acreedores en el que está inmersa.

En las últimas horas, Vicentin presentó una nueva oferta a sus acreedores afín de acordar un plan de pago de la millonaria deuda que generó tras el default de 2020.

Lo hizo en el marco de la mesa de trabajo que armó el juez Fabián Lorenzini, quien tiene a su cargo el concurso de acreedores de la agroexportadora.

Vicentín propuso acortar los plazos de pagos, de 15 a 2 años (diferencia con su propuesta anterior que ni siquiera se presentó por consejo del magistrado) y a cambio de profundizar la quita (pagaría 20% de la deuda dolarizada en 2022 y 2023).

Luego ofertó crear un fideicomiso y vender lo que queda de su capital accionario de Renova. También ofrece una garantía especial al Banco Nación, su principal acreedor, mediante un posible traspaso de Algodonera (una de sus firmas) a la Unión Agrícola de Avellaneda.

La propuesta fue rechazada de plano por el Banco de la Nación y por las mayoría de los acreedores, lo que a priori el fantasma de su quiebra vuelve a ser una posibilidad cierta. Y con ello, la pérdida de los puestos de empleo que la empresa posee, principalmente, en sus activos en San Lorenzo.

“La cuestión gira siempre en derredor de lo mismo. Vicentin ha buscado la manera de perpetuar los efectos de la estafa, que es lisa y llanamente el no pago a los acreedores. Todas las propuestas que ha hecho la empresa son formal y económicamente inviables”, expresó Gustavo Feldman en declaraciones periodísticas, quien a su vez también reconoció que de no mediar algún entendimiento «ello implicaría el desguace de la empresa y el severo riesgo para la continuidad de la unidad económica y de las fuentes de trabajo”.

Además reconoció que una salida viable sería «una participación decidida, formal y tangible del Estado», no a través de una expropiación, como en un comienzo el presidente Alberto Fernández anunció, sino con una «pata» en el futuro directorio del Banco Nación.

Fuente: La Capital

Comentarios