Coronavirus

La provincia de Santa Fe agregó 12 controles sanitarios para camioneros

Instalaron 12 puestos para verificar si entre los choferes hay casos de Covid-19. A diario llegan unos 12 mil transportes de carga al Gran Rosario.


Controles de camioneros en Timbúes

Unos doce puestos sanitarios (de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), policía y municipios) tienen a su cargo el control de temperatura de los conductores y la desinfección de los 12 mil camiones que diariamente descargan soja en las industrias y terminales portuarias del Gran Rosario. Esta fiscalización, puesta en marcha desde el inicio del aislamiento obligatorio para evitar contagios por coronavirus, se complementa con la que existe en cada una de las terminales portuarias. Según aseguró la coordinadora para la zona sur de la APSV, Cecilia Miranda, “si bien los controles son aleatorios, ningún vehículo entra al puerto sin pasar, al menos, por un control”. Hasta el momento no se detectaron camioneros con síntomas febriles.

Se estima que en el primer trimestre de la cosecha de soja unos 400 mil camiones ingresarán al polo oleaginoso del Gran Rosario y las terminales portuarias que se extienden en los 46 kilómetros que separan Timbúes, hacia el norte, y Alvear, al sur.

Las largas filas de camiones en las rutas y los operativos de relojería para contenerlos son un clásico de esta época. Y, en tiempos de pandemia, suman preocupación a las autoridades sanitarias que elaboraron protocolos específicos para la actividad.

De acuerdo a estimaciones de la agencia encargada de custodiar la seguridad vial, a diario, unos 8 mil vehículos por día ingresan a las terminales portuarias desde la zona norte de circunvalación y otros 4 mil lo hacen desde la zona sur.

Controlar ese gran flujo de tránsito, explicó Miranda, implica el trabajo en conjunto con la policía provincial (de Rosario, San Lorenzo, San Jerónimo y Maciel), la guardia rural Los Pumas y Gendarmería, que tienen a su cargo el control del tránsito en alguno de los puntos más conflictivos, como los accesos a San Lorenzo y La Ribera, por la autopista a Santa Fe, o los cruces de las rutas A012 y 9 o A012 y 34 o la zona denominada playa Pérez.

Desde el 20 de marzo, cuando el gobierno nacional declaró el aislamiento social, preventivo y obligatorio, en las rutas provinciales se implementó un sistema de puntos fijos de control de permisos para la circulación y de puestos sanitarios donde se realiza el control de temperatura o desinfección. Georreferenciados en un mapa del territorio provincial, en el corredor del polo sojero del Gran Rosario se sucede una docena de puestos sanitarios a cargo de los municipios y de distintas oficinas provinciales.

La APSV implementó su primer puesto sanitario en Timbúes, sobre la salida a la ruta 11. Allí no solo se controlan los datos del conductor, el vehículo y la carga. Sino además, en forma aleatoria, se toma la temperatura de quien está al volante y se desinfecta el vehículo.

En las semanas siguientes se sumaron un puesto en la autopista a Buenos Aires, en el peaje de General Lagos y otro en la autopista a Santa Fe, en La Ribera.

Sin detección

“En estos puestos se hacen controles aleatorios, no se fiscaliza al 100 por ciento de los camioneros. Pero sumándolos a los que existen a la entrada de cada uno de los puertos podemos decir que ningún vehículo entra sin pasar antes por algún control”, aseguró Miranda.La coordinadora de la APSV, indicó que en el caso de que durante los chequeos se detectaran personas con síntomas febriles, u otros compatibles con los de infección por Covid-19, los agentes de seguridad vial se comunican en forma inmediata con el personal de salud referente de la zona para facilitar el inmediato aislamiento preventivo y el tratamiento adecuado. Sin embargo, hasta ahora no fue necesario poner en marcha ese protocolo. “Desde que empezamos con esta fiscalización no hemos detectado ningún caso sospechoso”, explicó la funcionaria.

Comentarios