La región no dramatiza y se separa de la crisis inmobiliaria porteña

Corredores aclaran que la realidad local está lejos de parecerse a lo que se vive en Capital Federal.


Desde hace algunos días en Buenos Aires insisten en la caída que sufrió el mercado inmobiliario luego del cepo cambiario impuesto por el gobierno nacional. Por su parte, los referentes del sector en la región aclaran que acá no fue tan grave, ya que se manejó un margen de pesificación importante. Enrique Badaloni, presidente de la Corporación de Empresas Inmobiliarias de Rosario, presentó el escenario que se vive y cómo esperan este 2013.

“Hay que ser cuidadoso, en Buenos Aires vienen transitando desde el año pasado y el inicio de este, una situación distinta al resto del país, ya que tienen una alta dolarización de los precios sobre todo en las unidades usadas, el impacto de las medidas les dio de lleno”, explicó el empresario Enrique Badaloni. Además, agregó: “Nosotros también hemos pasado un 2012 muy complicado, pero sobre todo un primer semestre, después tuvimos un leve incremento en la actividad, en los productos que se comercializan en pesos, porque la moneda va tomando mayor trascendencia”.

Este año el escenario cambió bastante respecto a lo que se vivió en el 2012. “Enero fue un mes particular con un dólar paralelo muy afiebrado se repitieron situaciones de otros momentos, con un panorama de incertidumbre que tiende a paralizar las inversiones. Hay que esperar el inicio de marzo, cuando la actividad mejore”, continuó Badaloni.

Por otra parte, desde la oferta del mercado las tendencias son claras, y los inversores apuntan a los monoambientes y los departamentos de un dormitorio, ya que tienen mayor demanda y comercialización más fácil. Aún así, el presidente de la Corporación de Empresas Inmobiliarias de Rosario aclaró que aguardan con optimismo los proyectos que se están desarrollando con unidades de dos dormitorios.

Comentarios