Las 6 estrategias que usan las empresas para cubrirse de una posible devaluación en Argentina

Por el deterioro en las cuentas del BCRA, las multinacionales con sucursales en el país buscan alternativas para "dolarizar su liquidez". El caso Venezuela


Los empresarios ya planean distintas estrategias para cubrirse ante una posible devaluación en el país y buscan “dolarizar su liquidez”.

“Las multinacionales están preocupadas porque con una mala devaluación se pulverizan los pesos. Después de lo que pasó en Venezuela, las compañías con negocios en ese país que sufrieron pérdidas, están preocupadas”, declaró Daniel Serventi, socio de Transaction Advisory Services de la consultora Ernst & Young, en una nota publicada por El Cronista.

En febrero de este año, el entonces presidente, Hugo Chávez, devaluó un 31% la moneda bolivariana.

Los inversores también siguen de cerca aspectos internos de la economía local y el miedo a una devaluación es generalizado porque el Banco Central (BCRA) presta cada vez más dinero al Estado y tiene menor nivel de reservas.

Claudio Doller, socio de BDO Argentina, explicó que en su caso la preocupación más importante es por la incobrabilidad de las facturas en dólares ante una fuerte suba del tipo de cambio.

Cómo hacen las empresas para quedarse con dólares
Algunas compañías donde venía ganando la opción de mantener el dinero líquido ?en plazos fijos? ahora pierde terreno e incomoda menos inmovilizar la plata en el país.

La construcción del edificio corporativo o de oficinas para alquiler es una alternativa que se ve seguido. ?”Si el inmueble es bueno, cuando la Argentina se estabilice tendrán un buen valor en dólares y habrán protegido su dinero?”, dijo Serventi.

También la compra de empresas de un proveedor, cliente o competidor para abarcar más participación de mercado se volvió una opción, sobre todo en el sector de consumo masivo y laboratorios.

Algunas multinacionales pueden ofrecer un valor adicional o una pyme desesperada puede aprovechar para vender. El problema se traslada al vendedor, que recibe pesos y en blanco, pero que sufre menos el riesgo reputacional de utilizar el contado con liquidación para girar divisas al exterior.

?”Aquellas que por tener un liderazgo en su segmento no les es tan fácil adquirir marcas o empresas de colegas porque Defensa de la Competencia no aprobaría la compra, pueden evaluaradquirir algún negocio complementario aunque no sea su core business”?, explicó Serventi al matutino.

Entre las industriales e importadoras, la inversión en stock es una estrategia habitual para resguardar el valor de los bienes en caso de devaluación.

“?Tratan de asegurarse la importación de un producto para no quedarse con la liquidez en la mano reduciendo el tiempo entre la cobranza y la nueva compra”?, señaló Doller.

En menor medida, algunas empresas han podido generar algún swap con otra compañía. Se trata de entregar pesos para asociarse o adquirir algún activo local y recibir en el exterior algún activo de dicha empresa generando, de esta forma, una inversión fuera del país.

Es decir, una compañía le presta pesos a otra en Argentina y lo opuesto sucede en el extranjero. La deuda queda pendiente hasta que el país cambie las reglas y permita girar dividendos. Es necesario negociar a qué tipo de cambio se presta el dinero. Localmente se firma un mutuo o préstamo a tasa Badlar más unos puntos.

También es posible que una empresa se asocie con otra que tiene un negocio en el exterior y las utilidades que las asociadas generan en el exterior quedan fuera del país.

Las diferentes estrategias dependen de los perfiles de riesgo de las empresas, que concuerdan que la acumulación de pesos se agravará este año mientras se prolongue la prohibición de girar dividendos al exterior.

Fuente: Iprofesional

Comentarios