Las cadenas agropecuarias se juntaron para pedirle previsibilidad al gobierno

Los presidentes de las cuatro cadenas agropecuarias (soja, maíz, trigo y girasol) organizaron ayer por la tarde un coctail en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en el que reclamaron de manera conjunta más previsibilidad al gobierno nacional para activar inversiones.


Punto biz asistió a la reunión, que se realizó en un ambiente distendido y con una amplia convocatoria, aunque con la ausencia reluciente de Miguel Calvo presidente de Acsoja, que según trascendidos se encontraba de viaje.

El presidente de Maizar Alberto Morelli, dialogó con Punto Biz en la previa al discurso oficial y dijo: “2012 fue el año de mayores exportaciones en relación a años anteriores. En relación a 2011 estuvimos 10/12% arriba, pero podríamos estar exportando mucho más”. Y aclaró: “a nivel internacional no se perdió competitividad pero se perdió de ganar, nos perdemos de maximizar las ventas que teníamos”.

En ese mismo punto coincidió con su par en ASAGIR, Ricardo Negri que comentó: “Este año hemos perdido de producción pero no de exportación. No tuvimos problema en ubicar toda la exportación en relación a los años anteriores, hemos podido colocar todos los comodities”.

El discurso central estuvo liderado por el presidente de Argentrigo, Santiago Labourt y el cierre, casi por sorpresa, incluso para él mismo, fue hecho por  Lorenzo Basso, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. El titular de Argentrigo, en el discurso que representó la voz de las cuatro entidades, resaltó que para explotar las posibilidades de Argentina y ganar mercado, se debe articular el sector público con el privado; “es necesario ponernos a la vanguardia del desarrollo tecnológico para poder lograr la meta en 2020 de los 120 millones” dijo; también instó a que haya reglas claras en materia de legal, que los derechos de exportación no sean gravámenes distorsivos y que el esquemas de competitividad sean previsibles estables y virtuosos.

Pidió señales de apertura, para el caso del biodisel, que haya un mercado normativo claro, y signifique un agregado de valor; también reclamó se efectúen las inversiones necesarias en el tema de fletes, a fin de bajar el precio de transporte y de ese modo reducir costos. Consideró en su discurso, estratégico recomponer el ferrocarril Belgrano para llegar a las zonas más distantes del país, además del indispensable desarrollo de infraestructura para la mejora de autopistas e ingresos a puertos.

Cuando le tocó el turno al Subsecretario de Agricultura, aclaró que no se había ido preparado para hablar, y brevemente habló de la infinidad de proyectos en los que se está trabajando desde la Nación destacando: “la deposición de embases agroquímicos; el anteproyecto de la ley de semillas; el trabajo en las áreas que rodean las ciudades y que bregan por la prohibición inconsistente de las fumigaciones; la ley de Warrants que ha procesado 9 mil millones de pesos; y los trabajos vinculados a huella de carbono, debido a las exigencias de mercados internacionales”. Cerró su discurso diciendo que dejaba las puertas abiertas para discutir y analizar las problemáticas que puedan solucionarse entre las entidades y el estado nacional.

En diálogo con Punto Biz el titular de Asagir, Ricardo Negri al analizar lo acontecido en el año, destacó: “ los precios internacionales para el girasol fueron muy buenos”, y que a pesar de los serios problemas climáticos: “la campaña pasada tuvo un rendimiento histórico dado que se obtuvo el record de 20 quintales por hectárea.”

Pero no quiso dejar por fuera, los problemas que afectan cotidianamente la cadena del girasol nacional, y puntualizó en reiteradas ocasiones los condicionamientos que genera la inflación por la diferencia entre pesos y dólares, también mencionó los temas impositivos y las aplicaciones fiscales, dirigiéndose particularmente a los derechos de exportación. Además, resaltó dos temas que según él: “pegan duro” y sobre los que están trabajando desde la cámara, uno vinculado a los residuos en el aceite crudo exportable y otro, a la plaga de palomas. Negri indicó que desde la cámara están trabajando fuerte junto a SENASA para lograr cumplir con los requisitos establecidos por Comunidad Económica Europea, que implementó rígidos estándares respecto a los residuos de pesticidas que quedan en el aceite crudo, y esto limita las posibilidades de competitividad de la Argentina si no presenta las condiciones adecuadas.

Finalmente, aludió a la ley de semillas diciendo que desde Asagir participan apoyando desde lo conceptual porque consideran que: “se debe retribuir a aquellos que invierten intelectualmente en esto”.

La perspectiva para 2013: “el problema que más nos está pegando es la inflación en pesos y dólares ya que tenemos mayores costos en dólares, esto esta pegándole al sector y al productor particularmente, y afecta nuestra competitividad.

También el presidente de Maizar Alberto Morelli hizo sus apreciaciones respecto a la coyuntura, y ante la consulta por el temor de que la situación del bioetanol se asemeje a la del biodisel, el titular de Maizar respondió: “es probable, no por el bioetanol en sí sino que debemos analizar es cómo reacciona un futuro inversor ante un marco de inseguridad jurídica, ya que es posible que espere a que las condiciones sean estables.” Dejando claro que el inestable contexto no permitirá haya suficientes avances en esa materia.

En torno a la siembra de este año, el presidente dijo: “a pesar que la siembra estará por debajo del año pasado va a haber mucho maíz.” Agregó que las condiciones climáticas son propicias, dado que el maíz precisa de mucha agua, aunque aclaró, “no de excesos” e insistió en que el maíz “seguro va a tener grandes rendimientos”. Incluso comentó que las siembras tardías o segundas siembras, permitirán tener tal vez menor pero estables rendimientos; y que calculan este año será del 40%, 10% más respecto al año anterior.

En torno a la Ley de semillas, apuntó que desde la cámara estaban de acuerdo con el marco establecido y agregó: “Hay que celebrar que se haya logrado un anteproyecto de ley consensuado por todos aunque no haya sido por unanimidad, ya que todos debimos ceder algo para poder poner cuestiones en común”. Marcó como punto sobresaliente la necesidad de reconocer la propiedad intelectual y la inversión en tecnología e investigación, no solo por la legislación sino por los productores.

El balance del año para Morelli: “Fue un año difícil, de una seca importante y ahora estamos en las antípodas. Un tema crucial para nosotros, que queremos resolver y aún no hemos podido es el tema de precios y lo que llega a manos del productor. Pero estamos trabajando en eso, tenemos acciones dirigidas para lograr que ese diferencial que implica reuniones y presentaciones con asociaciones y gobierno. Un avance fue la apertura de 15 millones de toneladas que provocó la mejora del precio futuro”. Aunque remarcó: “Preferiríamos tener un mercado libre, dejar el sistema de ROES y permisos de exportaciones que no han hecho más que limitar las posibilidades de competitividad internacional.”

Las expectativas para 2013: “las condiciones vienen acompañando, así que creo que tendremos altos rendimientos en el sector. En materia política abogo porque la inflación que afecta las exportaciones y le quita competitividad sea frenada de alguna manera. Es necesario tener un país previsible.”

Comentarios