A educar el ojo...

Laura se te ve la tanga: la nueva tendencia en la moda

Lo que algunas se atrevieron a hacer a fines del siglo pasado hoy volvió con toda la furia y es tendencia: las famosas muestran parte de su ropa interior para estar en tono


Subieron la temperatura en pasarelas en y alfombras rojas entre 1997 y 2001, aproximadamente. Aquellos tiempos en los que los pantalones a la cadera era sinónimo de cool, muchas -especialmente estrellas de pop- encontraron en las tangas el aderezo sexy para sus outfits.

Por mucho tiempo fue de mal gusto dejarlas ver, pero las famosas, que poco miedo le tienen a las controversias, protagonizaron más de una gracias a sus tangas y la manera cómo las presumían.

Al parecer la nostalgia por los 90s que hoy domina ya está mutando en añorar todo lo relacionado a los primeros años del siglo XXI, siendo la tanga a la vista esta una de las tendencias más populares de aquellos días.

Este gesto de estilo tan atrevido que hizo sonrojar a más de uno no se limitó a famosas adolescentes sino a estrellas más maduras como Halle Berry con aquel sexy mini vestido que llevó a los MTV Movie Awards 2000, cuya su tanga rosa era parte clave del look.

Hoy, en 2019, se cumple ese principio que dicta que la moda se repite cada 20 años, pues cada vez más celebridades se atreven con este detalle. Como fue el caso de Hailey Baldwin quien asistió a la Met Gala de este año con un vestido rosa chicle de Alexander Wang, con la espalda descubierta y una tanga del mismo color y el emblema brillante de la marca en el centro de la misma para hacerla aun más llamativa.

Por su parte, Bella Hadid se robó el show en el desfile de Versace para la colección masculina de la Primavera 2020 con un conjunto negro brillante compuesto por un sujetador de triángulos, un blazer largo y pantalones a la cadera de los que se alzaban dos tiras de tanga sobre las caderas de la súpermodelo. Esta parece haber sido la consagración runway del comeback de esta tendencia.

Se trata de un gusto adquirido y, debemos confesar que todavía estamos educando al ojo, y es que no parece no haber marcha atrás.

Fuente: Vogué

Comentarios