Se hizo justicia

Condenaron a 11 años de prisión al padre abusador de Oliveros

Este jueves los jueces Vacca, Minetti y Gazza dictaron la sentencia al progenitor abusador de su hija, durante 4 años en Oliveros. Aunque Fiscalía y la querella pedían 15 años, están conformes con la pena.

La justicia dio su veredicto en el caso de Gonzalo Giménez, el padre acusado de abusar sexualmente de su propia hija durante cuatro años en la localidad de Oliveros. Los hechos condenados ocurrieron desde el año 2018 hasta el 2022, cuando la menor visitaba el domicilio del hombre. Los jueces a cargo del caso, Carlos Gazza, Mariel Minetti e Ignacio Vacca, lo condenaron a 11 años de prisión.

El juicio se desarrollo en los Tribunales de San Lorenzo, donde el fiscal Dr. Leandro Lucente llevó adelante la acusación contra Giménez, imputándole los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo. Según los presentes, durante las audiencias, se presentaron pruebas contundentes que respaldaron la declaración de la joven víctima, realizada en cámara gesell, quien sufrió graves secuelas psicológicas a raíz de los abusos.

La declaración de la madre de la víctima también fue clave en el proceso, quien relató el sufrimiento de su hija y el impacto negativo que los abusos tuvieron en su vida cotidiana. Además, se presentaron pruebas médicas que confirmaron la veracidad de los hechos juzgados, así como el testimonio de la hermana, también en cámara gesell por ser menor de edad.

El abogado querellante, Daniel Machado en diálogo con los medios expresó: “Si el derecho no genera justicia, no sirve. Lo que le pasó a A es una marca que quedará por siempre, y dentro del marco legal la respuesta fue buena. Los magistrados encontraron responsable a Giménez y por unanimidad decidieron condenarlo a 11 años de prisión, resaltando como fundamental en este debate, el testimonio de la víctima y de su hermana en cámara gessel y le creyeron por eso esto es muy importante”.