Roldán

Pidió a los vecinos que corran el auto y la agarraron a trompadas

Una mujer fue víctima de una brutal agresión de parte de un grupo de personas que alquiló, por un fin de semana, la casa de al lado. Tuvo heridas cortantes y debió ir al hospital


Inquilinos temporarios de una casa del barrio La Posta, en Roldán, golpearon con brutalidad a su vecina.

Precisamente, la dueña de la propiedad lindera les fue a pedir que sacaran un auto que habían estacionado sobre su ingreso al garage y recibió como respuesta una tremenda paliza que hizo que la mujer terminara en un hospital.

Pasadas algunas horas, tuvo dolores, mareos y baja visión, por lo que los profesionales médicos locales le recomendaron que se trasladada a Rosario para que le efectuaran estudios específicos.

Y no sólo eso, pues luego que radicara la correspondiente denuncia, los violentos la amenazaron de muerte.

“Vinieron a pasar el domingo y organizaron una fiesta, cuando les pedí que corran el vehículo, salieron a golpearme, me sacaron el celular, lo tiraron y me partieron un ladrillo en la cabeza”, contó la víctima que fue atendida en el Samco dos veces el domingo y este lunes debió ir nuevamente a la guardia. «No puedo ver bien de un ojo y me mareo, apenas me sienta mejor iré a tratarme a Rosario», dijo.

Finalmente su hija de 18 años pudo encontrar el celular que le habían arrebatado y lanzado a la calle. «Eran gente con muy baja cultura y no sé si estaban tomados o drogados», resaltó.

“Me apedrearon también el auto y la casa, e intentaron golpear a mis hijos, estábamos solos y sin ayuda de nadie. Eran muchas las personas que se encontraban en esa propiedad; mientras los hombres querían pegarnos, las mujeres me rompían el auto y una menor me decía que si venía la policía, a ella no la podían tocar”, relató.

«Me decían drogadicta, rubia careta, te vamos a arruinar la cara», agregó.

“Los agresores siguieron en el lugar. Nos sentimos solos, a nadie le importó nuestras vidas. No hubo ninguna solución. Yo fui escudo de mi hija mientras mi nene de 14 años desde adentro de la casa les gritaba y pedía que no me maten”, concluyó.

La propiedad en alquiler está ubicada en cercanías de calles Libertad y Chubut.

Fuente: La Capital

Comentarios