Rosario

Lo atacaron a tiros y llamó al 911 desde su teléfono, pero igual murió

Un nuevo crimen se sumó ayer, en un barrio muy "caliente". La víctima fatal estaba caminando por la calle y tenía apenas 25 años


Durante la madrugada de ayer, cinco disparos cortaron el aire en el barrio Godoy, en Rosario. para las crónicas policiales, no sería nada ya que se trata de uno de los barrios “más calientes” de esa ciudad. A esos estruendos se les sumó el sonido de dos motos con y los chirridos de sus neumáticos, lo tampoco asombraría a nadie.

Sin embargo, luego de esa situación quedó un muerto.

“Escuchamos las motos y los tiros, aunque no sabíamos que eran tiros. Cuando llegamos corriendo hasta Colombres vimos a un pibe tirado en el medio de la calle. Decían que fue un accidente, pero no se le veían lastimaduras. Sí estaba sangrando, le salía sangre de los balazos. Gritaba algo y después se quedó callado hasta que llegó la policía y la ambulancia y se lo llevaron”, contó un chico del barrio.

El joven malherido era Jonatan Franco Robledo, de 25 años. Fue trasladado al Hospital de Emergencia Clemente Alvarez (Heca), lugar en que falleció horas después.

“Pueden haber sido los de Larralde o los de Cabin (por el barrio Cabin 9, fronterizo con Rosario pero en jurisdicción de Pérez). Por acá no roban muchas motos. Sí te roban los celulares y eso. Se te paran al lado en una motito, te aprietan y te roban lo que tengas en la mano o directamente la mochila”, contó otro joven vecino.

Tras ser baleado Robledo no perdió el conocimiento. Al contrario, incluso pudo llamar al 911 y denunciar que lo habían baleado. Cuando un móvil policial que estaba a pocas cuadras llegó hasta el lugar de los sucesos, en el cruce de las calles Colombres y Rivarola, el muchacho estaba tendido en la calle al lado de su moto, malherido, pero consciente.

Cuando le preguntaron por lo sucedido la víctima dijo su nombre y su dirección, y también aportó algunas señales de lo que podría haberse tratado de un intento de robo.

Así, contó que le habían disparado dos personas que circulaban en una moto Honda Wave blanca. Y agregó que, aparentemente, se habría acercado otra moto, una Honda Tornado o Titan, pero que no recordaba el color. Luego de aportados esos datos, el relato comenzó a volverse confuso.

Minutos después llegó una ambulancia del Sies. Robledo fue trasladado hasta el Heca con múltiples heridas de bala que se especificaron cuando llegó a la guardia del nosocomio: tenías dos balazos en el abdomen, uno en el brazo y otro en el glúteo derecho. Ante ese panorama lo derivaron con urgencia al quirófano para ser operado. Sin embargo, luego de sufrir distintas descompensaciones, a las 7.30 del domingo se confirmó que había muerto.

Fuente: La Capital

Comentarios