Los concejales de la oposición aprobaron el resarcimiento económico para los inundados

Minutos antes de las 16, y con las gradas repletas de vecinos, los proyectos de ordenanza se aprobaron por unanimidad, ante la ausencia del oficialismo.


Con la ausencia del oficialismo, esta tarde la sesión autoconvocada del Concejo aprobó por 13 votos a favor y cero en contra todos los proyectos sobre inundación del 19 y 20 de diciembre. Los ediles aprobaron por unanimidad el subsidio -de manera extraordinaria y por única vez- y la eximición por seis meses de la Tasa General de Inmuebles (TGI) y el Derecho de Registro e Inspección (Drei) a los afectados por las inundaciones.

La sesión fue convocada por los ediles de la oposición —peronistas, radicales, PRO, PPS y Proyecto Sur— tras la negativa de la intendencia de dar lugar al pedido de ayuda económica a los vecinos damnificados por la inundación de diciembre.

“Nuestra propuesta siempre fue clara, concreta y se orienta a reparar la desconsideración con la que han sido tratados muchos vecinos de la ciudad afectados por la inundación”, indicó la concejala radical María Eugenia Schmuck, quién desde Diciembre impulsaba los proyectos con algún tipo de resarcimiento para afectados.

“En este sentido —continuó— aprobamos un resarcimiento económico para los damnificados y eximir del pago de TGI y Drei por seis meses, proyectos que fueron presentados en diciembre pasado y que a 4 meses no habían tenido ningún tipo de tratamiento. Además, promovimos la creación de un Fondo de Emergencia, que pueda servir para hacer frente a situaciones de este tipo, estableciendo una herramienta clara a la cual se pueda recurrir en caso de que se repita esta situación u otras similares”.

Schmuck también se refirió a la propuesta del oficialismo de gestionar aportes a los diferentes niveles del Estado para ayudar a los damnificados: “Por supuesto que creemos que hay que pedir a Nación que contemple a inundados de Rosario, también a la provincia y trabajar por un plan de obras preciso y planificado que evite situaciones futuras, pero a cuatro meses de la inundación no puede ser la única respuesta a los vecinos decir que vamos a gestionar fondos. Eso se debería haber hecho el día después de la inundación”.

Respecto de la la ausencia de concejales oficialistas y aliados en la sesión extraordinaria, Schmuck sostuvo que “se buscó deslegitimar la convocatoria», y que «es un artilugio más, que se inscribe en un larga cadena de errores del municipio; primero fue la subestimación del problema».

Desde el oficialismo, tildaron de ilegal el llamado y decidieron no concurrir a la sesión. La intendenta dijo la semana pasada que «no hubo responsabilidad de la intendencia en esa inundación», y por lo tanto no correspondía esta reparación económica reclamada por los vecinos.

Fuente: La Capital

Comentarios