El agro de punta contra el gobierno

Los corredores de cereales rosarinos salen a pelear fuerte contra funcionarios K

En una dura carta, el Centro de Corredores de Rosario se fue de las Mesas de Trigo y Maíz y denunció que esos espacios están “siendo utilizados por funcionarios del Gobierno para agitar diferencias entre los distintos eslabones”.


Recinto de la Bolsa de Comercio de Rosario

El Centro de Corredores de Cereales de Rosario dio a conocer el lunes su decisión de dejar de participar de las Mesas de Trigo y Maíz, disconforme con el modo en que se abordan las diferentes temáticas que consideran de interés para esas cadenas.

Se sumó así a las tres entidades del ruralismo que abandonaron el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) y a la decisión que tomó la Mesa de Enlace de no asistir a la reunión que se realizó la semana pasada del Consejo Federal Agropecuario (CFA), porque consideró que no se priorizaba el tema que más preocupa en este momento: los daños por sequía e inundaciones.

“Por medio de la presente, queremos comunicar a las entidades miembros de las Mesas de Trigo y Maíz, la decisión de la Comisión Directiva del Centro de Corredores de Cereales de Rosario, de retirar a sus representantes de las mismas”, señala la carta que difundió la entidad que preside Daniel Boglione.

Y agrega: “Motiva esta decisión, la convicción de que en estos ámbitos deberían discutirse exclusivamente cuestiones técnicas que aporten a la defensa de la producción agropecuaria y los mercados, y no permitir que dichos espacios sean utilizadas por algunos funcionarios del gobierno para agitar diferencias entre los distintos eslabones”.

El Centro de Corredores de Cereales de Rosario también cuestiona que esto tiene como trasfondo un “caldo de cultivo para reflotar instrumentos y medidas que atentan contra el descubrimiento de precios representativos y transparentes, las cuales ya mostraron ser ineficaces para combatir la suba de precios y la inflación que a todos como ciudadanos y consumidores nos preocupa”.

La entidad destacó que había decidido sumarse a estas mesas sectoriales cuando se escindieron del Consejo Agroindustrial (del que no forma parte), “con la esperanza de que al menos en cuestiones técnicas relacionadas con estos cultivos, podríamos abordar la coyuntura a través de acuerdos y miradas comunes, teniendo siempre como premisa el desarrollo de la producción primaria, de estos cultivos, y de los mercados”.

“Pero lamentablemente no fue posible. En virtud de esto, es que resolvimos dejar este espacio, y continuar trabajando con todos los sectores que integran la cadena de producción y comercialización granaria, en los ámbitos institucionalizados, como lo hemos hecho a través de nuestros 113 años de historia”, concluye la carta firmada por Boglione y por el secretario del Centro de Corredores, Pablo Rollan.

Comentarios