Los créditos “obligatorios” deberán darse antes de 2013

Los bancos deben prestar el 5% de los depósitos de clientes privados, al 15% y 3 años de plazo. El Central rebajaría encajes


Los 31 bancos más importantes del país tendrán que desembolsar al menos $ 14.880 millones hasta fin de año para financiar la compra de maquinaria o la ampliación de instalaciones.

El plazo mínimo será de tres años, la tasa fija del 15,01% y por lo menos el 50% de las líneas deberán estar destinadas a PyMES. En esos términos, el directorio del Banco Central aprobó ayer a la tarde la norma que el miércoles había anticipado Cristina Kirchner.

El directorio del Banco Central, a excepción de Carlos Pérez, votó a favor de la Comunicación 5319. Esta nueva norma establece que las instituciones financieras que tengan al menos el 1% de los depósitos del sistema financiero y pertenezcan al grupo “A” deberán destinar, como mínimo, el 5% de sus depósitos del sector privado a financiar proyectos de inversión que apunten a la adquisición de bienes de capital o a la construcción de instalaciones para la producción de bienes o servicios.

La norma aclara que los fondos no podrán destinarse a la adquisición de una empresa en marcha, a la compra de tierras, para pagar los salarios de los trabajadores o para refinanciar deudas . Según la reglamentación, el Nación deberá destinar $ 2.550 millones para estas líneas, el Provincia $ 1.460 millones y el Santander $ 1.400 millones.

Los bancos tendrán tiempo hasta el 31 de diciembre para otorgar los préstamos , aunque podrán solicitar una prórroga de seis meses si alguna empresa requiere que el desembolso se haga en distintas etapas. La Comunicación también establece que en caso de que las entidades no cumplan con la normativa se aplicará el artículo 41 de la Ley de Entidades Financieras, que contempla sanciones que van desde un llamado de atención hasta la revocación de la autorización para funcionar. Sin embargo, desde el Banco Central aclararon que se creará un Comité de Seguimiento y que existirá un régimen específico para determinar qué pasa si las entidades no cumplen con la nueva reglamentación . “Seguramente si un banco no cumple empezaría con un apercibimiento o una multa”, manifestaba una fuente de la entidad dirigida por Mercedes Marcó del Pont. También están en estudio una rebaja de encajes para los bancos que estén afectados a cumplir esta normativa.

Los técnicos de la Asociación de Bancos de Argentina (ADEBA) estaban reunidos hasta ayer a última hora analizando presentarle una contrapropuesta a la Presidenta.

Clarín supo que, los bancos privados pretenden que el Central compense a los bancos si la tasa Badlar se dispara. Desde el BCRA se mostraron convencidos de que estos créditos representan un negocio para los bancos porque hoy una importante parte de su fondeo que proviene de las cajas de ahorro y cuentas corrientes, que prácticamente no pagan interés . Asimismo, también destacan que no existe la posibilidad de que los bancos tengan problemas de liquidez porque hoy cuentan con el 22% de los depósitos (más de $ 95.000 millones) sin destino.

Fuente: iEco

Comentarios