"Vimos su fortuna por la televisión"

Los estibadores volvieron a cargar contra Juárez y sus abogados

Marcelo Vergara estibador rebela todo lo que pasaron desde la intervención "Nos mintieron, nos querían confundir hoy estamos más fuerte que nunca"


Juárez echado por los afiliados del SUPA

Herme Juárez desafió hace una semana a los estibadores presentandose en el predio del Sindicato junto a sus abogados y un séquito de familiares proclamando seguir siendo el Secretario General. Ante la provocación fueron los propios trabajadores que plantados en las puertas del gremio no lo dejaron ingresar y echaron del lugar

Luego del episodio vivido en el gremio uno de los abogados de Herme Juárez, Javier Rabadé quien oficia de vocero del malogrado dirigente intentó acusar a los trabajadores de piqueteros sindicales agregando que eran sólo diez y que no tenían el apoyo de la mayoría de los afiliados. Los trabajadores no dudaron en responder a las acusaciones con un dura carta firmada por más de 100 afiliados.

Los cruces entre el abogado Rabadé y los trabajadores continuó levantando temperatura en los medios de comunicación, en el día de ayer uno de los estibadores fue entrevistado por un canal perteneciente a una iglesia evangelista, se trata de Marcelo Vergara que en su relato fue contando con detalles como según sus palabras fueron engañados por el abogado y una colaboradora.

Vergara fue más allá e hizo una radiografía del poder montado por Juárez para enriquecerse durante 50 años a costa del trabajo de los estibadores que hoy lo resisten.

Juárez mal asesorado y enfrascado en un microclima de aduladores no logra comprender que el poder conferido por su trabajadores en base al miedo y el sometimiento económico llegó a su fin. Vino Caliente no entiende que la Cooperativa y el SUPA son de los socios y no de él y su familia como él creía a la hora de asignar salarios para su circulo intimo, sus hijas cobraban 500 mil pesos por mes de sueldo y no iban a trabajar, mientras que él cobraba 1 millón de sueldo más todos los gastos pagos de vehículos, viajes y casas.

Los trabajadores piden que triunfe la democracia sindical y que termine para siempre el “feudo juarista”.

Comentarios