Los festejos navideños en la costa sanlorencina se trasladan a Puerto San Martín

“¿Dónde festejamos este año?”. Casi descartado el tradicional encuentro en San Lorenzo a raíz del intenso control policial, Los jóvenes planean “invadir” la bajada de Prefectura.


Pasadas las 12 de la noche de mañana 24 de diciembre, los jóvenes comienzan con otra cuenta regresiva: contar los minutos que faltan para salir de casa y encontrarse con sus amigos para festejar.

Los últimos años los sanlorencinos eligieron su lugar: la costa ribereña, en el sector comprendido entre calles Rivadavia y San Luis. La convocatoria era tal que no costó demasiado hacerse de ese lugar como propio.

Centenares de chicas y chicos llegaban desde el centro y los barrios, incluso desde otras ciudades, para iniciar el festejo navideño, acompañados de música proveniente de los autos y compartiendo alguna copa de bebida espirituosa.

La magnitud de la concentración fue de tal escala (miles de personas se reunían los 24 y 31 de diciembre) que la policía decidió poner controles más estrictos para evitar problemas mayores. Es que a la masiva concurrencia se sumó el desmedido consumo de alcohol, según su visión.

El ante año pasado, el paisaje de la costa sanlorencina varió. Se centró un férreo control policial que impedía el acceso a la zona en vehículos y portando alcohol. Lo mismo sucedió el año pasado y ello fue suficiente para que los jóvenes dijeran basta y renunciaran a un sitio que consideraban propio.

“Nos vamos para Puerto, a la bajada de Prefectura”. Este mensaje, que surgió desde algún Facebook  pronto se transformó en consigna. Por eso, este año, se espera una invasión de jóvenes en la remozada bajada de calle Nerbutti, donde confluye el arroyo San Lorenzo con el río Paraná.

Las autoridades municipales ya están alertadas de la situación que se les avecina, pero lejos de prohibir o impedir esa concentración, apuestan a que desde la Unidad Regional XVII se les aporte la cantidad de efectivos necesarios para disponer de un control digno a dicha convocatoria.

Lo que no se sabe es si se repetirá el operativo que viene dándose en San Lorenzo, esto es, cercar los alrededores e impedir el paso de bebidas alcohólicas para evitar, así, algún posible desborde.

 

Comentarios