Fallo en disidencia

Los homicidas de Paula Perassi seguirán libres y no irán a prisión

El fallo fue dividido: dos jueces de la Cámara votaron iguales y el tercero, en disidencia. Mirta Rusñisky, Antonio Díaz y los policías Daniel Puyol, Jorge Krenz, Gabriel Godoy, María José Galtelli y Aldo Gómez quedaron todos en libertad


El juez camarista Gustavo Salvador fue el encargado de leer el fallo, pasado este mediodía, en los Tribunales Provinciales de Rosario, en el que se condenó al matrimonio Strumia-Michl como autores materiales e intelectuales del asesinato y posterior desaparición de la sanlorencina Paula Perassi.

En un primer punto ratificó las absoluciones por unanimidad para Mirta Rusñisky, presunta autora de la interrupción del embarazo de Paula; Antonio Díaz, empleado de Strumia, al ex jefe de Cuerpos de San Lorenzo, Daniel Puyol acusado por el delito de encubrimiento por favorecimiento personal y real y por no denunciar la perpetración de un delito; y para el resto de los uniformados, Jorge Krenz, Gabriel Godoy, María José Galtelli y Aldo Gómez, quienes habían sido fueron apuntados con los delitos de encubrimiento por favorecimiento personal, por no denunciar la perpetración de un delito cuando estaba obligado a promover la persecución penal de un delito de esa índole, agravado por su condición de funcionario público, e incumplimiento de los deberes de funcionario público, por sustracción y destrucción de objetos destinados a servir de prueba ante la autoridad competente y falsedad ideológica de instrumento público en concurso real, en calidad de autor.

En un segundo punto, informó que se revocaron las condenas para Gabriel Strumia y su esposa Roxana Michl, acusados de los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada y aborto sin consentimiento seguido de muerte en calidad de coautor y en concurso real.

Para ellos la Fiscalía había solicitado la pena de prisión perpetua, pero a cambio se los sentenció a 17 y 7 años, respectivamente.

Igualmente, uno y otro no quedarán detenidos ni irán a prisión debido a que el fallo fue dividido y se deberá esperar a que quede firme.

Los dos votos acusatorios fueron expuestos por los jueces Gustavo Salvador y Carolina Hernández, mientras que Javier Beltramone lo hizo en disidencia.

El tribunal de alzada consideró al empresario como “autor penalmente responsable del delito de privación ilegítima de la libertad coactiva por tratarse la víctima de mujer embarazada”.

A su vez, la esposa del empresario, Roxana Michl, fue condenada a 7 años de prisión como “partícipe secundaria penalmente responsable” del delito que se le achacó a su esposo.

Fuente: rosario3

 

Comentarios