Febo asoma

Los muros del Convento San Carlos volvieron a lucir como lo hacía en 1813

Un trabajo de preservación encargado por la Municipalidad de San Lorenzo permitió poner a la vista los antiguos ladrillos de la edificación, tal como en los tiempos de San Martín


En el marco de un programa de preservación que apunta a la valorización del patrimonio histórico local, la Municipalidad de San Lorenzo realizó una importante obra que finalizó con el descubrimiento de las paredes originales en espacios del Convento San Carlos.

Puntualmente, las tareas se concretaron en el pasillo de ingreso al establecimiento, el refectorio y su antesala, la galería de escudos y un pasillo lateral. En esos sectores, hasta los 2,50 metros de altura, se efectuó la remoción del revoque y se aplicó un aislante de humedad para descubrir la fisonomía que los muros presentaban en 1813, cuando San Martín se alojó en el convento por el combate con la fuerza realista. Finalmente se realizó un tratamiento especial sobre la superficie expuesta, del mismo tipo que el efectuado previamente en los tapiales del patio interno y el techo de las galerías del Museo Conventual.

La obra demandó un minucioso trabajo de preservación del material museológico para evitar el contacto con el polvillo, razón por la cual se mantuvieron selladas todas las aberturas de los diferentes claustros mientras se llevó adelante la intervención.

Paralelamente se ejecutaron diferentes labores de mantenimiento en diferentes espacios del Complejo Museológico a la espera de que la evolución de la coyuntura sanitaria permita su reapertura plena.

Comentarios