Sueños de juventud

Lourdes Ayala, la sanlorencina que se consolida como promesa del tenis argentino

Tiene 15 años recién cumplidos y viene de consagrarse campeona en el Nacional que se disputó en Pilar. Entrena con Schwank y también con su papá César. Se clasificó al Sudamericano Sub 16 y ahora apunta buscar puntos internacionales. "Esperamos viajar para participar de torneos ITF en Paraguay".


Lourdes Ayala tiene 15 años recién cumplidos. Juega al tenis desde los 3 años, cuando apenas podía empuñar la raqueta. Y sueña con convertirse en profesional y ganar un torneo de Grand Slam. Hace pocos días se consagró campeona en el 3° Nacional en la categoría M16, que se disputó en Pilar y le aseguró un lugar en el Sudamericano Sub 16.

La sanlorencina ya se encamina como una de las promesas del tenis argentino. Trabaja en doble turno casi todos los días. Por la mañana en Roldán con el ex tenista profesional Eduardo Schwank y con el profe Andrés García. Y por la tarde lo hace a las órdenes de su papá César, en el complejo tenístico La Quijotada de zona sur de la ciudad. “Todos los días hago entre dos horas y dos horas y media de tenis. Y después una hora y media de físico que puede ser en la cancha o en gimnasio. Los sábados también hacemos algo de físico u organizamos partidos”, precisó Lourdes en diálogo con SL24.

Lourdes ya acredita 12 años de práctica de tenis. “A los tres años empecé a jugar con papá, hasta que me inserté en una academia. Comencé a competir a los ocho años y desde los 10 que compito a nivel nacional. El objetivo ahora es jugar en el plano internacional”, confió la sanlorencina. Clasificada al Sudamericano Sub 16, ahora Lourdes apunta a “buscar puntos internacionales y la semana que viene intentaremos viajar a Paraguay para participar de torneos ITF. Al Sudamericano vamos tres mujeres en el equipo. Esperamos también buscar un lugar en el Mundial”, sostuvo.

Desde muy chiquita Lourdes siente admiración por el juego de Maria Sharapova y Roger Federer. Aseguró que sus golpes preferidos “son la derecha y el revés”. Afirmó estar “mucho más prolija que antes” y reconoció que sigue “trabajando mucho para mejorar el saque”. Entre los argentinos, la tenista de San Lorenzo sigue muy de cerca las carreras de Peque Schwartzman y de la rosarina Nadia Podoroska. “A ella tuve la suerte de verla entrenar dos o tres veces y de compartir algunos ratos con ella”, señaló.

En relación al Nacional que se disputó en la localidad bonaerense de Pilar, lo calificó como “un torneo muy bueno, en el que buscábamos entrenar y agarrar ritmo, ya que no hay tanta competencia por la pandemia. Jugué un buen tenis y se me dio el título”, concluyó la joven sanlorencina que promete en el tenis nacional.

Comentarios