Lulipop pasó la raya

Luciana Salazar quiso parecer una lady y se hizo acompañar al almacén con una mucama

Recibió una cataratas de críticas por "discriminación" La empleada está vestida como una sirvienta de los viejos cuentos infantiles. La postal muestra cuando lleva el changuito con alimentos


La imagen es demoledora y, como todo lo que pasa en las últimas semanas, trascendió en las redes sociales y desde allí se fue “virlizando” por todos los rincones habidos y por haber, sobre todo por los medios digitales. Así, en cuestión de minutos decenas, cientos y miles de personas tuvieron acceso a la foto de Luciana Salazar en un supermercado de Nordelta.

Eso no tendría nada de extraño, de particular ni de llamativo más allá de ver a una súper famosa haciendo las compras, algo que no sucede con frecuencia.

Pero (siempre hay uno, sobre todo en la farándula) no sólo se puede observar a la popular Luli Pop entre góndolas y heladeras.

Junto a ella se ve un carrito, sobre el que viaja apoyada su hija Matilda. Dentro del changuito lleva algunos productos que había elegido.

Lo que molestó a los usuarios fue que el carrito no era llevado por Luciana, sino por su mucama, vestida como tal. Con delantal rosa y bordados blancos, algo que parece de otro tiempo.

La imagen fue posteada por la cuenta “Hechoenargentina” (@madeinsanisidro), que escribió “¿Es la película The Help en los 50? ¿O Lulilove en Nordelta ayer? La abanderada de los Twitters contra los gobiernos contra la injusticia social y econnómica jajaja”.

La publicación se fue llenando de comentarios críticos hacia la rubia, pero entre las decenas y centenas de usuarios anónimos, apareció “la voz” de una famosa para ponerle los puntos a Luciana.

Cuándo no, quien puso el grito en el cielo – por lo que estaba viendo con su telefonito- fue Yanina Latorre.

“Che Lulipop, no podés empujar vos el carrito del super?” le puso -y la arrobó- la picante y polémica panelista de LAM, que varias veces se cruzó con Luli.

Comentarios