Luego de su visita a Puerto San Martín, Karina Jelinek fue citada a declarar ante la justicia

La modelo fue llamada como testigo en el juicio al valijero Leonardo Fariña. Es una causa por evasión


Karina Jelinek, estuvo presente, el pasado viernes, en el desfile “Puerto Moda” que se realizó en el Centro Cultural de Puerto San Martín. La modelo realizó seis pasadas con distintos looks y luego abandonó el lugar sin hablar con los periodistas que la esperaban para entrevistarla.

Este lunes declaró en los tribunales de Comodoro Py como testigo en el juicio oral y público por “evasión agravada” contra su ex marido, Leonardo Fariña, el monotributista y “valijero” clave en otra investigación más grande, la Ruta del Dinero K.

Si bien dijo desconocer cualquiera de sus “negocios oscuros” , la modelo lo vinculó a dos personajes centrales en esta trama de corrupción: Federico Elaskar, el ex dueño de la financiera SGI conocida como “La Rosadita”, y Fabián Rossi, ex de Iliana Calabró y quien se presentaba como “el que servía café a los clientes”.

A su vez, Jelinek aseguró que no conoció al amigo de Néstor Kirchner devenido en empresario, Lázaro Báez, hoy detenido por lavado de dinero, ni a sus hijos.

Fariña es investigado por un campo que compró en Mendozaen diciembre de 2010 a 5 millones de dólares y que vendió dos años más tarde por $ 1,8 millones. En un primer momento dijo que el dinero se lo había dado Báez y luego se desdijo: aseguró que la compra la financió el empresario Carlos Molinari, quien también se hizo cargo de los gastos de la ostentosa boda con Jelinek.

El acusado no quiso estar presente. Según testigos, avisó: “Ni siquiera me la quiero cruzar”. Y el Tribunal Oral Penal Económico N°1 lo autorizó a salir de la sala. La declaración de la modelo fue muy breve y habló con TN, a la salida.

“Con respecto al Tribunal, no puedo decir qué me preguntaron. Pero bueno, es más o menos lo mismo que declaré la vez pasada. Así que no, no hubo inconvenientes, hubo mucho respeto y me trataron muy bien. Todo lo que yo pueda aportar con este tema de mi ex, voy a estar presente siempre”, dijo la modelo.

Jelinek admitió haber llegado “triste “a Comodoro Py. “A pesar de que estuve muy poquito tiempo con él, fueron 2 años de una odisea para mí. Pasaron 5 años y es como que recordar este momento me pone un poco mal”.

Cuando un cronista indagó sobre sus dichos en la declaración -precisamente, que veía a “Fariña todo el tiempo con Rossi y [Carlos] Molinari”-, Jelinek respondió con una evasiva: “No voy a dar detalles de lo que hablé. Lo que hablé va a quedar acá por respeto al Tribunal”.

Pero trascendió que la modelo dijo que “veía muy seguido” a Rossi junto a su ex pareja. Ambos fueron procesados por el juez Sebastián Casanello en otra causa por presunto lavado de dinero.

También respondió cuando le preguntaron si por él quedó en medio de una situación injusta: “No. No porque es el peaje de haberme casado con la persona incorrecta. Gracias a Dios estoy bien. Mi corazón ya se curó”.

Y fue aún más clara sobre Elaskar: “Era su asistente, su mandadero”.

Sobre ese corto matrimonio, Jelinek dijo que el primer año fue “maravilloso” y que el segundo “fue una tortura”.

La modelo, que remarcó que Fariña le había sido infiel al menos 5 veces, dijo haberse sorprendido por el pedido de su ex de no estar presente durante su declaración:”Lo que me extraña es que hace un tiempo me mandó una carta re larga pidiéndome perdón por todo lo que me hizo y ahora no se quiere cruzar conmigo. Yo si lo veo lo saludo y nada más”.

El hombre, que hace cuatro años reveló al programa Periodismo para Todos (PPT) los delitos de Lázaro Báez y sus vinculaciones con la familia Kirchner, pero que luego también se desdijo por televisión, está acusado de haber evadido, en forma agravada, el impuesto al valor agregado y el tributo a las ganancias por valores de 4,6 millones de pesos y 7,7 millones, respectivamente.

El tribunal que los juzgará está integrado por los jueces Jorge Pisarenco, Susana Pellet Lastra y Claudio Gutiérrez de la Cárcova.

Comentarios