Macri se reunirá con agroexportadores para acordar modalidad en liquidaciones de divisas

En principio, será la semana venidera, y participarán miembros del equipo económico del presidente electo. Aguardan captar más divisas con la suspensión de retenciones a la soja


El electo presidente ratificó que eliminará, por 90 días, retenciones y trabas a los cereales. En este contexto, la soja “vieja” quedaría exenta de la alícuota y se podría recaudar unos u$s 8.000 millones

Para eso, su equipo de asesores analiza una suspensión temporal de los derechos de exportación que tributa el complejo sojero (35% de alícuota) como forma de incentivar que productores, acopiadores y cerealeras liquiden los entre 7000 y 8000 millones de dólares en granos y oleaginosas acopiados.

La victoria de Macri impactó de manera negativa en la jornada de ayer en el Mercado de Chicago, donde la soja llegó a tocar 310 dólares la tonelada, su menor valor desde febrero de 2009. Los analistas atribuyeron el derrumbe a la perspectiva de que la Argentina puede inundar en el corto plazo el mundo de soja y derivados ante el cambio de gobierno, con menores retenciones, comercio liberado y tipo de cambio más competitivo, y tenga una campaña 2015/16 mayor a la que se esperaba por los mismos motivos.

Durante su rueda de prensa de ayer a la mañana, Macri ratificó que las medidas prometidas para el campo serán puestas en marcha desde el primer día de gestión. Ese compromiso electoral implica la eliminación de las retenciones del trigo, el maíz, el girasol, las economías regionales y todas las carnes. Para la soja, el planteo de Cambiemos es una reducción de 5 puntos porcentuales por año en la alícuota, a cambio de un incremento en la producción final.

Sin embargo, la necesidad de dólares frescos para nutrir las alicaídas reservas del Banco Central puede llevar al Presidente electo a determinar una suspensión temporaria de los derechos de exportación del complejo sojero.

Según trascendió, la medida que estudian los equipos de Macri apunta a una ventana de 90 días para que los productores vendan la soja que aún tienen en su poder. De acuerdo con los cálculos de mercado, hay entre 14 y 17 millones de toneladas de la cosecha “vieja” que todavía no ingresaron al circuito comercial.

La suspensión de las retenciones regiría entonces hasta marzo, cuando comience la nueva cosecha, que muchos ya consideran será mayor a la esperada hasta ahora, y que ya tributaría 30% de alícuota. Pero la decisión se tomará cuando el nuevo gobierno tenga ya en claro qué nivel de reservas quedan en el Banco central.

Según fuentes citadas por la agencia Bloomberg, los equipos de Macri tendrán reuniones esta semana con exportadoras granarias, que ayer informaron que la liquidación de divisas en la última semana fue de 108 millones de dólares, la menor del año. La idea es planificar como el sector puede ir incrementando esa cifra.

Comentarios