Hazaña en Lima

Marca histórica para Argentina en los Juegos Panamericanos

La delegación nacional consiguió su mejor cosecha en Juegos Panamericanos y por tercera vez llegó a las tres cifras. Argentina quedó sexto en el medallero


Se terminaron los Juegos Panamericanos que se desarrollaron en la ciudad de Lima y la delegación argentina consiguió su mejor actuación sin tener en cuenta las dos competencias que se realizaron en nuestro país: Buenos Aires 1951 y Mar del Plata 1995.

En Buenos Aires, la primera edición de los Juegos Panamericanos, Argentina consiguió 154 medallas y en la ciudad bonaerense logró el máximo de preseas hasta el momento (159). En Lima, las 101 significaron la tercera marca histórica.

Argentina sumó en la capital peruana al menos una medalla en atletismo, básquet, básquet 3×3, handball, boxeo, canotaje velocidad, canotaje slalom, ciclismo BMX, freestyle, ciclismo de montaña, ciclismo de pista, ciclismo de ruta, equitación, esgrima, esquí acuático, fútbol, gimnasia artística, hockey, karate, natación, aguas abiertas, patín artístico, pelota vasca, pentatlón moderno, ráquetbol, remo, rugby, softbol, squash, surf, taekwondo, tenis, tenis de mesa, tiro deportivo, tiro con arco, triatlón, vela, vóley de playa y vóley.

El deporte en conjunto fue uno de los grandes impulsores de la histórica actuación. El hockey ganó en ambas ramas y se metió en Tokio 2020, mientras que el fútbol masculino se quedó con el título y al femenino se le escapó en los penales.

El vóley de varones defendió la dorada y las Panteras fueron bronce, en tanto que los Gladiadores tuvieron su título y el pase a los Juegos Olímpicos y La Garra fue subcampeona. En básquet, los hombres cumplieron los pronósticos al ser campeones mientras que las Gigantes tuvieron la única mancha: papelón con las camisetas y quinto puesto final.

Desde el agua suelen venir muchas medallas, esta vez no fue la excepción y la natación, con Delfina Pignatiello a la cabeza, tuvo una destacada presentación al sumar nueve. Julia Sebastián y Santiago Grassi lograron marcar para Tokio 2020.

El tiro deportivo también tuvo muy buenos Juegos Panamericanos y quedó tercero en su medallero por detrás de Estados Unidos y Cuba. El tiro con arco logró una histórica dorada en el compuesto mixto, la esgrima aportó cuatro preseas y el ciclismo tuvo a un argentino en el podio en pista, ruta, BMX, BMX freestyle y MTB.

Tenis, Skeet, equitación, pentatlón y vela también lograron plazas para los Juegos Olímpicos de Tokio; las chicas del ráquetbol se fueron de Lima con cuatro medallas y el softbol, que llegaba como campeón del mundo, lo ratificó con una actuación sobresaliente.

Belén Cassetta consiguió la única presea del atletismo, mientras que el judo –sin podios- fue uno de los deportes que en comparación a Toronto (había ganado cuatro medallas) bajó considerablemente su rendimiento.

Cuando la actividad se terminaba Agustina Roth, en BMX freestyle, fue la encargada de darle al país la medalla número 100 y, de esta manera, por tercera vez en la historia la delegación argentina llegó a las tres cifras en los Juegos Panamericanos de Lima. Y la yapa, en la misma disciplina, llegó de la mano de José Torres.

10