Creencias

Martes 13: ¿Por qué se dice que no hay que casarse ni embarcarse?

Es conocido que el día martes 13 no es un buen día para casarse ni embarcarse, pero ¿dónde nació esta creencia popular?


A diferencia de los países anglosajones, donde se considera de mala suerte el viernes 13, en España y otras naciones latinoamericanas la fecha funesta es el martes 13.

Todo comienza con el día martes, el que desde hace siglos es considerado un día de mala fortuna. Esto porque se asocia a un día de conflictos y peleas, ya que este lleva el nombre del dios romano de la Guerra.

A eso hay que sumarle que en la antigüedad el matrimonio no era un acto de amor como hoy en día, sino más bien una unión de intereses entre familias, por lo que si se casaban este día podía ser un mal augurio para los negocios.

Lo mismo ocurre con “embarcarse”, debido a que en esa época los viajes en barco no se hacían por turismo, sino que para realizar acuerdos o transacciones. Entonces se creía que si se realizaban negocios en martes 13 el acuerdo acabaría mal.

Algunos han interpretado de la Biblia que fue un martes cuando ocurrió la confusión de la Torre de Babel.

La lista sigue. Un martes 13 cayó el Imperio Romano en Constantinopla. Fue entonces que en el mundo cristiano se difundió la idea de los martes como días funestos.

Pero… ¿Por qué terminó asociado el martes al número 13?

A ese número se le han atribuido desde hace siglos energías ocultas, eran 13 las personas presentes en la Última Cena (Jesucristo y sus 12 apóstoles). Es el capítulo 13 del Apocalipsis en donde se habla de la llegada del Anticristo.

Según la tradición nórdica, Loki (espíritu del mal). Se convirtió en invitado 13 en una cena de dioses y, de acuerdo con la Kabbalah, eran 13 los espíritus malignos.

Para los egipcios, la fase 13 en el ciclo de la vida era la muerte. Mientras que en el Tarot la carta número 13 es la muerte, aunque en realidad su significado es el del cambio.

 

10