Más de ochenta competidores en el torneo de Cubo Mágico

Los participantes llegaron de distintas provincias del país, de Uruguay, Chile, Uruguay y Corea. El torneo se llevó a cabo en el centro cultural "Brigadier Estanislao López" y contó con el patrocinio de la Asociación Mundial de la disciplina


Más de ochenta competidores participaron del Campeonato Nacional de Cubo Rubik (mágico) que se llevó a cabo en el centro cultural «Brigadier Estanislao López» de San Lorenzo.

Los participantes vinieron de todo el país,  Chile, Uruguay y un participante de Corea, top 100 del ranking mundial. El evento contó con el patrocinio de la Asociación Mundial de la disciplina y fue auspiciado por el municipio sanlorencino.

El certamen se desarrolló en 11 categorías: por tiempo, utilizando diferentes tipos de cubo, con una sola mano y a ciegas, entre otras.

“Ha sido un orgullo para nuestra ciudad ser sede de una competencia que demanda un despliegue de destrezas intelectuales realmente admirable”, dijo el intendente Leonardo Raimundo.

Pablo Marcuzzi, titular de la Coordinación de la Juventud estuvo a cargo de la organización del certamen y manifestó: “Los participantes quieren venir a San Lorenzo porque admiran el nivel de la organización y además les gusta mucho la ciudad. La idea es consolidarnos como sede y que el evento siga creciendo año a año”.

El cubo y su historia

El cubo de Rubik es un rompecabezas mecánico tridimensional inventado por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Erno Rubik en 1974. Originalmente llamado «cubo mágico», el rompecabezas fue licenciado por Rubik para ser vendido por Ideal Toy Corp en 1980 y ganó el premio alemán a mejor juego del año en la categoría “Mejor rompecabezas” ese mismo año. Hasta enero de 2009 se habían vendido 350 millones de cubos en todo el mundo,  convirtiéndolo el juguete más vendido del mundo.

En un cubo de Rubik clásico, cada una de las seis caras está cubierta por nueve pegatinas de seis colores uniformes (tradicionalmente blanco, rojo, azul, naranja, verde y amarillo) Un mecanismo de ejes permite a cada cara girar independientemente, mezclando así los colores. Para resolver el rompecabezas, cada cara debe volver a consistir en un solo color.

Comentarios