Más problemas en la industria del biodiesel: derrumbe de exportaciones y temor por puestos de empleo

La venta al mercado externo cayó 50% en lo que va del año y se pierden 61 millones de dólares. Aunque no se notificó reducción de personal alguno, todos saben que puede ser una alternativa viable


La exportación de biodiesel se redujo 50% durante los primeros seis meses de 2015, lográndose solo colocar 250 mil toneladas en el mercado externo.

Según el director ejecutivo de Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Víctor Castro, el volumen de ventas aludido data entre los meses de enero y junio, y en relación al mismo período del 2014. En dinero, ello significa una pérdida de más de 61 millones de dólares.

La caída de este primer semestre es casi proporcional al derrumbe del precio del petróleo, que desde junio de 2014 hasta junio de este año bajó más de un 50 por ciento, rondando al día de hoy los 55 dólares.

El dato no es casual. La fuerte baja del barril de crudo le ha costado a la industria del biocombustible local el cierre de mercados en plazas sin mandato obligatorio, es decir, sin políticas que exijan la mezcla de corte de gasoil con biodiesel, por lo que ante los bajos precios del combustible fósil se dejó de comprar el de origen vegetal.

Mientras tanto sólo 250 mil toneladas fueron enviadas a diferentes destinos en el primer semestre del año, cifra sensiblemente menor a las 550 que se exportaron durante el mismo período de la temporada pasada.

Semejante caída repercute en un aumento de la capacidad ociosa en las plantas productoras radicadas, en su mayoría, en la región (Timbúes, Puerto San Martín y San Lorenzo). Y ello, a su vez, motica preocupación entre su personal.

Por el momento, las empresas ratificaron su decisión por “absorber” las pérdidas que las reglas del mercado vienen provocando, pero nadie asegura hasta donde seguirán sosteniendo esta política. A esta altura, el gremio confirmó que no se produjeron despidos.

Según el directivo consultado, buena parte de lo que se está exportando están dirigida a Perú. Otro mercado consumidor es Estados Unidos, que a principio de año permitió importaciones del biodiesel argentino tras calificar dentro del programa ‘Normas de Combustible Renovable’ que propone el país norteño. Sin embargo, Castro suelta que la plaza es poco atractiva por las condiciones que impone.

Comentarios