Tienen 19 años

Mellizas asesinas ya llevan 100 días prófugas y escapando de la Justicia

Están acusadas de matar a un joven durante una fiesta electrónica. Piden ayuda a la sociedad para que puedan ser identificadas y denunciadas para su aprehensión


El pasado sábado 18 de septiembre, cuando todavía los encuentros sociales no estaban permitidos, las mellizas Brisa Ayelén y Priscila Nicole Acebey asistieron a una fiesta clandestina en una casa de Lanús, en el conurbano bonaerense. Del festejo también formó parte Dylan Robledo, de 20 años y padre de dos chicos.

Durante la madrugada, en un confuso episodio, el joven papá fue asesinado de un disparo, una de las hermanas Acebey quedó en la mira por el crimen y, entonces, ambas huyeron. La Justicia las busca hace 100 días.

Las mellizas que están prófugas tienen 19 años y son oriundas de Lanús. En las imágenes que circulan en redes sociales, se las puede diferenciar de forma simple: Priscila está teñida de rubio; mientras que Brisa, ex integrante del equipo de fútbol femenino de San Lorenzo las “Santitas de Boedo”, lleva el cabello oscuro. A esta altura, sin embargo, es muy probable que, para despistar a los investigadores, las hermanas hayan cambiado su aspecto y su fisonomía.

Según supo Infobae, durante los últimos tres meses, la División de Homicidios de La Plata realizó más de 40 allanamientos para encontrarlas. Sobre ellas recae una orden de detención y, en los próximos días, el fiscal Martín Rodríguez, de la UFI Nº 6 del Departamento Judicial de Avellaneda, solicitará un pedido de recompensa al Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. “Es inminente”, aseguraron a este medio fuentes con acceso al expediente.

El despliegue para dar con “las melli”, se expandió por distintas jurisdicciones de la provincia de Buenos Aires, entre ellas, el Partido de La Costa, más precisamente la ciudad de Mar del Plata, donde sospechan que las habrían mandado en remís sus propios familiares. Por lo pronto, registros comerciales hablan de un domicilio en Catamarca.

“Se cree que los primeros movimientos que hicieron fueron en auto porque no hay registros de pasajes en micro. Tampoco se las pudo ubicar a partir de las antenas de sus teléfonos celulares. No son niñas bien que tienen protección. Se criaron en un entorno donde la mayoría de las personas vive en la delincuencia, entonces, saben evadir. Son muy hábiles”, indicaron a Infobae fuentes de la investigación. Las mismas fuentes descartaron un vínculo entre la fuga y la barra brava de San Lorenzo. “No les interesa el fútbol femenino”, aseguraron.

Para los investigadores, lo más probable es que las hermanas Brisa y Priscila Acebey estén recibiendo un envío de dinero de parte de sus familiares que les facilitaría el hecho de moverse y mantenerse escondidas. Por el momento, los operativos de búsqueda continúan, y no solo en la provincia de Buenos Aires sino en el resto del país.

Fuente: Infobae

Comentarios