Borromeo veni para acá...

Miraba autos en un concesionario y su hija de tres años rayó diez modelos de lujo

El concesionario lo llevó a la Justicia para poder cobrar los arreglos.


“Nene rompe, mamá paga” es uno de los carteles más populares en los negocios de cualquier tipo en la Argentina, pero la norma se aplica en distintas partes del mundo. Por ejemplo, en China, donde una niña rayó autos en un concesionario y su padre tuvo que hacerse cargo.

El hecho ocurrió en un concesionario de Audi, en la localidad de Guilin, al sur del país asiático. Allí, una niña de tres años que había acompañado a su padre a ver el auto que se quería comprar rayó un total de diez unidades (estaban exhibidas al público) con una piedra que tenía en la mano.

Inicialmente, el concesionario exigió al padre de la niña un pago de 200.000 yuanes, algo así como 38.650 dólares, en compensación por lo daños incurridos, informó el medio chino Guilin News.

Este Audi Q3 fue uno de los diez autos rayados en un concesionario chino.

Este Audi Q3 fue uno de los diez autos rayados en un concesionario chino.

Lo que el concesionario argumentaba era que los vehículos dañados ya no podían venderse como 0 km ni siquiera una vez que los reparen, por lo que su valor se reduciría notoriamente. Así y todo, el padre se negó a desembolsar esa cifra.

En desacuerdo, ambas partes llevaron el caso a los tribunales para una mediación. Y la Justicia determinó un pago compensatorio de 70.000 yuanes, el equivalente a 13.500 dólares.

El tribunal explicó a la pareja que razones como “todavía es chica” y “la niña no entiende” no eran factores mitigantes válidos. Y aconsejó a los padres que la vigilaran y le enseñaran a cuidar mejor las cosas que la rodean.

El concesionario encontró los rayones y demandó a los padres, que tuvieron que pagar 13.500 dólares.
El concesionario encontró los rayones y demandó a los padres, que tuvieron que pagar 13.500 dólares.

Comentarios