Nota en radio de San Lorenzo

Moreno, lapidario con Alberto Fernández por Vicentin: “No puede contar plata ajena”

El economista y ex funcionario nacional profirió duras críticas contra el presidente en una nota concedida al programa Poco Serio. En relación a la cuarentena señaló: "El presidente tiene que terminar con esto de meterle miedo a la gente".


El ex funcionario nacional Guillermo Moreno profirió duras críticas hacia el presidente Alberto Fernández por la intervención y el proyecto de expropiación de la empresa Vicentin, una de las principales agroexportadoras del país con plantas productivas en las localidades de San Lorenzo y Ricardone. En una extensa entrevista concedida al programa Poco Serio, que se emite por Radio Black 92.5, el ex secretario de Comercio Interior también cuestionó al jefe de Estado por la dicotomía que plantea en torno a “salud o economía” en el contexto de la cuarentena por la pandemia.

“¿Cómo usted Alberto Fernández tiene que estar adentro de la empresa para conocer los números? Es ridículo. El presidente no puede contar plata ajena, A mí me parece que hay un desconocimiento muy grande de cómo funcionan estas cosas. Y las cosas se pueden hacer sin violentar el derecho a la propiedad”, aseveró Moreno sobre los proyectos presentados por el gobierno nacional en torno a la empresa Vicentin.

Según planteó Moreno, “es incomprensible que el Poder Ejecutivo pueda penetrar en una empresa para administrarla a través de un interventor. La empresa está bajo protección de un juez de concurso, que si decide nombrar nuevos administradores, es una decisión judicial. Que puede ser apelable o no, pero que está dentro del marco legal. Del general Perón aprendimos que ‘dentro de la ley todo, fuera de la ley nada’”.

“Lo que no puede el presidente es contar plata ajena”, reiteró Moreno. “Es una barbaridad. De ahora en adelante tenés que garantizar que vas a ganar todas las elecciones. Sino vuelve a ganar algún sátrapa peor que Macri y los empresarios se quedan sin empresas. Eso es violar el sentido común. ¿De dónde sacó el presidente que puede designar una persona y administrar un negocio ajeno?”, se preguntó el economista.

Como propuesta alternativa, Moreno afirmó que hubiera convocado al sector privado para abordar el complejo caso Vicentin. “Hacés una UTE entre YPF si los accionistas se quieren ir. (El nombrado interventor Gabriel) Delgado le dijo al presidente que los accionistas quieren vender el 70 por ciento de las acciones a un dólar. Y el presidente le respondió que no quiere sentarse a negociar con muchachos que no son trigo limpio. Que defina un juez si son o no trigo limpio. Es un negocio muy delicado. Un muchacho de lista no está preparado para manejar semejante negocio. Es un negocio que funciona financieramente, casi para expertos”, advirtió.

“Si es una decisión política, la quieren expropiar o el cambio de administrador lo define el juez, bueno… Sabrán lo que hacen. Yo lo veo difícil. Es un negocio al que hay que conocerlo de cabo a rabo. Si lo quieren hacer, háganlo con el sector privado”, insistió el ex funcionario nacional. No se metan en camisa de once balas porque esto no es la fotocopiadora de la facultad”, graficó Moreno en Radio Black 92.5.

El economista dijo desconocer “el significado de una empresa testigo. No produce en general ni es un gran abastecedor del mercado interno. Si vos estás en condiciones a través de la secretaría de Comercio, de saber los costos y el precio de venta, por lo tanto le manejás la tasa de ganancia. Yo no me metía en la propiedad privada; estaba de la puerta para afuera. Y el valor de la mercadería es de la puerta para afuera”.

Moreno también disiente con el pronunciamiento del presidente en relación a la cuarentena. “Alberto tiene que terminar con esto de meterle miedo a la gente, diciendo ‘ustedes querían salir a caminar, a correr, ahí tienen’. Parece un abuelo gruñón que se enojó con los nietos. Además es una tontería eso de la vida o la economía. No hay vida sin base material de la Nación. La base material son los alimentos, los medicamentos, los servicios básicos. Tenemos agua potable porque hay economía. El agua no sale limpita del río. Vida y economía van de la mano. Es absurdo. Y lo que empieza mal, termina mal. Y no se tiene que conducir desde el miedo”, aseguró.

Comentarios