Municipales dejaron su protesta en stand by y la semana que viene no habrá paros

Los empleados municipales nucleados en la Festram avanzaron en preacuerdos con los intendentes y presidentes comunales y decidieron dejar sin efecto el paro por 72 horas que estaba previsto para la semana siguiente.


Los empleados municipales nucleados en la Festram avanzaron en preacuerdos con los intendentes y presidentes comunales y decidieron dejar sin efecto el paro por 72 horas que estaba previsto para la semana siguiente, en la espera de cuando se retome el dialogo el próximo 23 de noviembre, con la esperanza de alcanzar un acuerdo definitivo.

La decisión del gremio llegó tras el encuentro de este jueves en la sede del Ministerio de Trabajo en la capital provincial, en el marco de la Conciliación Obligatoria dictada la semana pasada cuando los municipales encararon una medida de fuerza de 48 horas. Tras dos horas de reunión, apostaron por continaur el diálogo y poner en stand by la lucha.

La reunión continuará luego de un cuarto intermedio el próximo miércoles 23 a las 18. Previamente, intendentes y presidente comunales realizarán un plenario para continuar con las conversaciones y definir su postura.

De todas maneras, la posibilidad de que los municipios y comunas otorguen el aumento reclamado a los trabajadores aun parece lejana. «La idea es esperar la solución a nivel provincial, eso condiciona la posibilidad real que tienen los municipios; si la provincia habilita algún tratamiento en relación a lo salarial y en qué condiciones lo hace, también condiciona la posibilidad real que tenemos los municipios, porque parte de los recursos vienen de ahí», indicó el secretario de Gobierno rosarino Gustavo Leone, quien participó del encuentro.

«Los municipios no tienen recursos genuinos y propios para poder abordar una instancia salarial nueva», aclaró Leone y recordó que en este 2016 «abordamos una paritaria del 33% remunerativo, que tiene un impacto importante en las arcas municipales, y la participación de la provincia y lo que haga con sus propios empleados condiciona también a la realidad de los municipios».

Comentarios